Preguntas

¿Cuál es la diferencia entre un TAC y una Resonancia Magnética?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 30 de mayo de 2019

2 minutos

Ambas se basan en un diagnóstico por imagen y no son invasivas, pero funcionan de forma distinta

Cuál es la diferencia entre un TAC y una Resonancia Magnética

A menudo cuando nos tenemos que someter a algunas pruebas médicas nos encontramos con que no sabemos muy bien en qué consisten, y no tampoco tenemos suficientes nociones para diferenciarlas. Este es el caso de la Tomografía Axial Computarizada (TAC) y la Resonancia Magnética (RM o RMN), que aunque ambas se basan en un diagnóstico por imagen y no son invasivas, tienen elementos que las distinguen. En ocasiones son exámenes necesarios para confirmar si un paciente posee o no determinadas patologías.

Qué es un TAC

El TAC es un aparato basado en un escáner que utiliza rayos X. Gracias a este método se obtienen fotografías de nuestro cuerpo desde distintos ángulos a través de la absorción que hacen los tejidos a estos rayos. Este sistema ofrece imágenes transversales de diferentes zonas lo que permite detectar tumores o infecciones, además de visualizar con detalles órganos como los pulmones, el hígado o los riñones, entre otros. También se aprecian tejidos blandos y óseos.

La radiación ionizante que emite es mínima, por lo que según los expertos el riesgo de padecer cáncer como consecuencia de esta prueba es mínimo, aunque se recomienda no abusar de su práctica. Antes de realizar la prueba hay que mantener un ayuno de unas horas y suele realizarse en unos diez minutos.

Qué es una resonancia magnética

Por otro lado, la resonancia magnética consigue las imágenes de forma diferente a como lo hace un TAC. Esta máquina utiliza campos magnéticos, imanes y ondas. El campo magnético que emplea se alterna con impulsos de radio. Esto permite detectar las características magnéticas de los átomos de hidrógeno del cuerpo, de modo que se pueden ver con precisión por ejemplo los tejidos blandos que lo recubren.

Se utiliza para detectar problemas en las articulaciones o la columna, lesiones deportivas como desgarros alteraciones en los músculos o ligamentos. En este caso no se emite ninguna radiación, por lo que es inocua aunque la resonancia está contraindicada en personas que tienen marcapasos o implantes metálicos.

Al igual que en el TAC, la persona debe permanecer sin moverse en el interior del aparato y en posición horizontal dentro de un tubo cilíndrico. En este caso la duración es superior, pues la prueba completa se realiza en unos 30 minutos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?