Preguntas

¿Solo puedo tomar antibióticos cuando me los recete el médico?

Teresa Rey

Domingo 24 de noviembre de 2019

2 minutos

Su uso indiscriminado está provocando que las bacterias sean cada vez más resistentes

Cuándo debo tomar un antibiótico (Bigstock)

La introducción de los antibióticos en la década de los años 40 fue un gran avance de la medicina para abordar la mayoría de los procesos infecciosos bacterianos en personas y animales. Sin embargo, a día de hoy su uso indiscriminado ha propiciado una mayor resistencia a los mismos. Este hecho, junto a la escasez de tratamientos alternativos, ha provocado que ambos elementos sean dos de los mayores problemas de salud pública, exponen desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Es por ello, que desde los organismos públicos han creado campañas para que la población general conozca cuándo debe tomar un antibiótico y por qué.

Siempre bajo prescripción médica

El antibiótico se prescribe para tratar infecciones de origen bacteriano, y si no es así pierde eficacia, ya que las bacterias se hacen más resistentes y dificulta la curación cuando el paciente lo necesita realmente. Por lo tanto, el antibiótico siempre se ha de tomar bajo indicación médica.

Si un antibiótico se usa de forma inapropiada las consecuencias pueden ser “muy graves ya que se incrementa la morbilidad (la cantidad de personas que enferman en un lugar y tiempo determinado) y la mortalidad de los procesos infecciones”, alertan desde la Aemps. En definitiva, no solo nos perjudicamos a nosotros mismos, sino también al resto de la población también.

¿Por qué no se usan para una gripe o un resfriado?

Esta es una de las grandes preguntas relacionadas con los antibióticos. Tanto la gripe como los catarros se originan por un virus, y no por una bacteria. Es por ello que el tratamiento de ambas patologías nunca debe hacerse con un antibiótico. Tampoco tratan el dolor, la fiebre, la tos o la mucosidad.

¿Cuándo se debe tomar un antibiótico?

Teniendo en cuenta todo lo expuesto, los expertos aclaran que solo debemos tomar antibióticos cuando nos lo recete el médico. En estos casos no hay que acudir a la automedicación o consumirlos por nuestra cuenta.

Cómo tomar un antibiótico

Si finalmente nuestro médico nos ha prescrito un antibiótico debemos seguir la pauta que nos haya indicado. Para ello, es importante establecer un horario fijo, de modo que puedas cumplir correctamente las ingestas estipuladas a lo largo del día. Es importante que sigas a rajatabla el tratamiento y si al finalizarlo te sobra, lo puedes llevar a la farmacia para que lo reciclen.

0

No hay comentarios ¿Te animas?