Preguntas

¿Cuándo y cómo debe utilizarse un cepillo de dientes interproximal?

Mariola Báez

Martes 19 de marzo de 2019

2 minutos

Este sencillo instrumento resulta muy útil de cara a lograr una óptima higiene bucodental

Cepillo de dientes interproximal (bigstock)

Los también llamados cepillos interdentales cumplen una importante función cuando el objetivo es conseguir eliminar por completo los minúsculos restos comida y la placa bacteriana que puede acumularse, también, entre los dientes. No sustituyen, por tanto, a un cepillo tradicional, sino que sirven para completar la acción de este, haciendo que el cepillado resulte más eficaz.

Con el uso de estos cepillos se consigue la total limpieza en esos pequeños espacios que pueden quedar entre las distintas piezas dentales. El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) aconseja utilizarlo especialmente para mantener en condiciones óptimas cualquier implante o prótesis dental. También para las personas que tienen algún tipo de dolencia relacionada con las encías, como gingivitis o periodontitis, el cepillo interproximal  es un elemento básico de cara a conseguir una óptima higiene bucal al tiempo que cuidan y protegen las encías, que tal vez presenten algún tipo de deterioro o grado de inflamación.

Consejos básicos para utilizar correctamente un cepillo interdental

La Fundación Dental Española (FDE) recomienda completar la limpieza bucodental recurriendo a estos cepillos en el imprescindible cepillado antes de dormir, especialmente en el caso de personas mayores que puedan presentar patologías periodentales y/o espacios interdentales de cierta consideración en los que el uso de hilo dental no resulta efectivo.

Estas sencillas herramientas se diferencian de un cepillo convencional en la forma cónica de adoptan las cerdas del cepillo para facilitar que puedan introducirse entre los dientes y limpiar a fondo sin dañar las encías. Además, tienen un mango angular para facilitar la labor y llegar a cualquier recoveco de la boca.

Los dentistas avisan de la importancia de elegir el cepillo interproximal teniendo en cuenta la separación existente entre los dientes. Los tienes de distintos tamaños y debes elegir uno que se adapte a los huecos visibles con la mayor exactitud posible. Uno demasiado ancho no entraría bien entre los dientes y podría causar molestias y con uno fino en exceso te resultaría complicado limpiar bien los laterales de cada pieza. Si crees que necesitas un cepillo de estas características, consulta con tu dentista cuando vayas a realizar la limpieza dental anual, siempre aconsejable.

El cepillo debe entrar en el espacio interdental con suavidad, sin hacer fuerza para lograr introducirlo. Los dientes inferiores han de limpiarse de abajo hacia arriba y los superiores, al contrario, es decir, de arriba hacia abajo. Con este sencillo gesto lograrás una higiene oral óptima incluso en la zona de las encías en las que pudieras tener un implante. De esta manera evitarás la formación de placa previniendo posibles infecciones en la boca que podrían desencadenar distintas enfermedades bucodentales.

0

No hay comentarios ¿Te animas?