Preguntas

Cuánto debe durar la siesta para que realmente sea beneficiosa

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Sábado 15 de junio de 2019

2 minutos

Hay varias respuestas a esta pregunta, dependiendo del tiempo se obtienen unas ventajas u otras

Cuánto debe durar la siesta para realmente sea beneficiosa

Siempre hemos escuchado que echarse la siesta aporta beneficios a la salud. Ahora bien, ¿hay un límite de horas de sueño para este momento tan grato del día? Respecto a este punto, podemos encontrar distintos criterios en base a las conclusiones de las investigaciones científicas.

Lo que no parece claro es que en España este hábito se encuentre tan arraigado como se supone, al menos de cara a los extranjeros. Según un estudio realizado por la Asociación Española de la Cama (Asocama) y la Fundación de Educación para la Salud (Fundadeps @FUNDADEPS) del Hospital Clínico San Carlos en el año 2009, solo el 16% de los españoles disfruta de este placer.

Mejor toma de decisiones y agilidad mental

Una investigación publicada en el Journal of Sleep Research asegura que echarse durante unos 90 minutos ayuda a tomar mejores decisiones. Para ello, analizaron dos grupos, uno de ellos se puso a hacer una tarea concreta y el otro durmió durante este tiempo. Al despertar y ponerse a hacer la misma labor que los del primer grupo, descubrieron una mejora en las respuestas y el procesamiento de la información. El estudio concluyó, por tanto, que la siesta, al margen de lo que dure, interfiere positivamente en estos aspectos, aunque apuntan que es necesario realizar más investigaciones y ver cómo influye la edad.

Con respecto a este último punto, una investigación publicada en el Journal of the American Geriatrics Society, realizada por un equipo de científicos chinos, analizó el rendimiento mental de 3.000 adultos mayores de 65 años, centrándose en el hecho de si dormían o no la siesta y el tiempo que destinaban a la misma.

Lo que determinó este análisis es que los mayores que dedicaron una hora a dormir después de comer mostraron mejores habilidades mentales e intelectuales en una serie de pruebas que les hicieron tras este descanso, en comparación con los que no se echaban la siesta o destinaban poco tiempo a la misma.

¿25 minutos o más?

Respecto a la duración ideal, algunos expertos aseguran que alrededor de 25 minutos es suficiente para impregnarse de sus elementos positivos. Sin embargo, puede haber matices. En un artículo publicado en The Wall Street Journal, se especifica que en función del tiempo que le dediquemos a este hábito los beneficios varían.

Así, entre 10 y 20 minutos es ideal para recuperar energía y funcionar bien el resto del día. Si dormimos 60 minutos, favorecemos la memoria, en concreto el recuerdo de hechos, lugares o caras. Y si llegamos a los 90 minutos, estimulamos la creatividad, la memoria emocional o procedimental.

0

No hay comentarios ¿Te animas?