Preguntas

¿Hasta qué edad podemos ponernos "brackets" en los dientes?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Miércoles 13 de noviembre de 2019

3 minutos

Son una aparatología que puede ser fija o removible dependiendo del paciente y el caso a tratar

Adulto con brackets siendo evaluado por el dentista

Cada vez es más frecuente ver a familiares, amigos y en general a personas de edad adulta con brackets dentales para mejorar su sonrisa. Pero, ¿hasta qué edad es recomendable realizar este tratamiento? ¿Podemos corregir los mismos problemas de niño y de adulto? En este artículo vamos a aclarar esas dudas.

¿Que son los "brackets"?

Lo comúnmente llamado colocación de brackets se trata de un tratamiento dental de la especialidad de la ortodoncia que consiste en colocar aparatología para mejorar la salud y la estética bucal. Normalmente se corrigen apiñamientos dentales, maloclusiones y cierres de espacios. Esa aparatología puede ser fija o removible dependiendo del paciente y el caso a tratar.

¿Qué tratamientos de ortodoncia existen?

Como se ha indicado al principio, hay aparatología removible y fija. La ortodoncia fija es la más conocida y la que llevan la mayoría de los pacientes. Consiste en la colocación de brackets y otra aparatología que puede ser metálica o de materiales más estéticos y que el paciente no puede retirarse. Con este tipo de ortodoncia se pueden corregir casos más complejos.

La ortodoncia removible normalmente se coloca en niños y ciertos casos en adolescencia temprana, normalmente en pacientes que estén en crecimiento. Pero en los últimos años se ha desarrollado un tipo de ortodoncia removible que puede usarse en pacientes adultos conocida como ortodoncia invisible. Se trata de unas férulas que el paciente se coloca diariamente y con las que se tratan problemas ortodóncicos leves o moderados.

Cepillo de dientes interproximal (bigstock)

¿Hasta qué edad se pueden colocar "brackets"?

Según la doctora de Dentix (@Dentix_es) Luz Castro, Licenciada en Odontología, se puede realizar a cualquier edad, en niños, adolescentes y personas adultas jóvenes o de mayor edad. Lo que limita su recomendación es la salud bucodental del paciente y la complejidad del caso para solucionar su patología dental.

Tener salud bucodental se refiere a no presentar problemas dentales y gingivales o si existen, tratarlos previamente. Patologías de salud general tipo diabetes o problemas cardiovasculares. Tampoco son contraindicación para este tipo de tratamiento siempre que estén controlados por su médico de cabecera. Por otro lado, no todo el mundo puede resolver un problema dental con ortodoncia. Como indica la Dra. Castro, lo mejor es que su dentista le recomiende el tipo de tratamiento de ortodoncia más adecuado según el paciente.

Brackets

No obstante, tal y como explican los especialistas de Saludalia Dental Murcia, “las investigaciones confirman que la reacción tisular a las fuerzas ortodóncicas será más lenta si se tienen más de seis décadas de vida, debido a una disminuida actividad celular y a que los tejidos son principalmente colágenos. Pero con una delicada atención al paciente, habilidades y conocimientos amplios, además de un equipo multidisciplinario, es posible atender a un paciente mayor de 60 años y devolverle una sonrisa hermosa en su vejez”.

Tipos de "brackets"

Si finalmente una persona se decide por ponerse unos brackets que no solo le ayuden a tener una sonrisa más bonita, sino que además mejoren su mordida y, de ese modo, su salud bucal (y general), tiene diversas opciones en cuanto a materiales y precios en el mercado.

Tipos de brackets

Según podemos leer en El blog del Odontomecum de DVD Dental, expertos en la materia, hay diversas opciones de brackets. Y suele ser el usuario, con ayuda del odontólogo, el que elige la opción según sus necesidades y gustos. Las principales para las personas mayores son las siguientes:

  • Brackets metálicos. Son los más comunes y los que nos vienen a la cabeza cuando escuchamos la palabra brackets. Sus ventajas principales son que proporcionan una gran durabilidad, y que la capacidad de adhesión es notable. Además, suelen salir más económicos que otras opciones menos “llamativas”. Y es que ese es precisamente su punto en contra: estéticamente son menos atractivos.
  • Brackets de Zafiro.Con una buena durabilidad, estos modelos “invisibles” resultan más atractivos para muchos pacientes, ya que estéticamente se aprecian menos que los anteriores, “Por contra, su precio claramente más elevado que otras alternativas, es un gran desventaja pues no es apto para todos los bolsillos”.
  • Brackets cerámicos. Destacan por su efectividad y por su durabilidad, al tiempo que resultan más atractivos si hablamos de estética. Tienen un precio menor que los anteriores, pero siguen superando en este apartado a los metálicos. “Estos aspectos hace que sean una opción cada vez más utilizada”, apuntan desde el citado blog.
0

No hay comentarios ¿Te animas?