Preguntas

Qué otras patologías se vinculan con el riesgo cardiovascular

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Miércoles 22 de mayo de 2019

2 minutos

La disfunción eréctil o las lesiones vasculares en la retina pueden ser avisos de nuestro corazón

Contra el riesgo cardiovascular

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en todo el mundo, tanto en hombres como en mujeres, aunque afectan más al sexo femenino, según la Organización Mundial de la Salud. En España sigue siendo también la primera causa de mortalidad, aunque se ha producido un descenso por un mayor control de algunos de sus factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes o la hipercolesterolemia, explican desde la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). No obstante, durante la XV Reunión de Riesgo Vascular, los expertos han querido hacer hincapié en las posibles complicaciones que puede presentar el riesgo cardiovascular, como es el caso de la disfunción eréctil en el varón o la enfermedad vascular ocular, entre otras.

Disfunción eréctil

Respecto a la disfunción eréctil, es decir, la imposibilidad de tener una erección o de mantenerla el tiempo suficiente para completar una relación sexual, se sabe que puede ser un aviso sobre problemas cardiacos presentes o futuros. No siempre es así, pero desde algunos ámbitos se recomienda que los hombres que presentan este problema sin causa aparente deberían someterse a un análisis de detección de enfermedades cardiacas.

Las lesiones vasculares en la retina pueden ser también una manifestación de hipertensión arterial y así de riesgo cardiovascular. Un estudio oftalmológico realizado de forma habitual en pacientes con este trastorno ayuda a valorar la gravedad de la hipertensión, según se explica en el documento Importancia de la valoración del fondo de ojo en el paciente hipertenso, desarrollado por varios expertos del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Otras enfermedades

Además, existen otras patologías que se asocian a este riesgo, como la diabetes o hígado graso no alcohólico. En cuanto a la primera, destacar que aunque los pacientes diabéticos tienen más probabilidad de sufrir patologías del corazón, en la actualidad algunos fármacos para el control de la diabetes implican beneficios adicionales directos en la prevención cardiovascular, apuntan desde la SEMI.

En cuanto al hígado graso no alcohólico, hay que recordar que se vincula con la obesidad y así a la posibilidad de desarrollar diabetes y eventos cardiovasculares, como infartos e ictus.

Por último, en cuanto a los pacientes oncológicos con fibrilación auricular (arritmias cardiacas) es importante reseñar que los nuevos tratamientos han hecho que la prevención del ictus y de las enfermedades cardio-embólicas, sean ahora más relevante. En los pacientes mayores, se tiene en cuenta su situación basal y grado de fragilidad, lo que orienta a los médicos en su toma de decisiones. “En el caso de la anticoagulación por fibrilación auricular, esta se suele sustentar en el balance riego (sangrados) – beneficio (prevención de ictus)”, puntualiza el doctor Jorge Francisco Gómez Cerezo, coordinador del Grupo de Riesgo Vascular de la SEMI.

0

No hay comentarios ¿Te animas?