Preguntas

Ejercicios sencillos para aliviar la artrosis de manos en personas mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 29 de julio de 2019

2 minutos

Realizando determinados movimientos se puede calmar el dolor y dotar de fortaleza a la zona

Ejercicios sencillos para aliviar la artrosis de manos en personas mayores

La artrosis en las manos se produce por un desgaste de los cartílagos de las articulaciones que la configuran. Los primeros síntomas suelen aparecer entre los 40 y 50 años, aunque hay casos que surgen posteriormente. Entre las medidas que se recomiendan para aliviar el dolor, la rigidez y la falta de funcionalidad se encuentran la práctica de determinados ejercicios, que también pueden hacerse de forma preventiva.

Recomendaciones iniciales

Lo primero que se aconseja es que en las fases de dolor o durante los brotes inflamatorios, debe primar el reposo. Es decir, lo mejor es no forzar la articulación dañada. Pero cuando veamos que estamos bien se pueden realizar ciertos ejercicios en casa, que probablemente nos paute el médico o si no le podemos igualmente pedir información para que nos recomiende una tabla.

Se trata de ejercicios de estiramiento, flexión y extensión, principalmente. Además, desde la Sociedad Española de Reumatología (SER @SEReumatologia) recomiendan hacerlos en un recipiente con agua caliente pues de este modo se alivia la rigidez de forma paralela.

Aparte de los movimientos que nos indique el facultativo podemos incorporar algunos que pueden formar parte de nuestra cotidianidad como coger monedas del monedero o intentar sacar cerillas de una caja.

Ejercicios

Estos son algunos ejemplos de ejercicios.

  • De movilidad. La flexión y la extensión favorecen la movilidad de las manos con artrosis. Así un ejercicio ideal es extender ambas manos de frente con el dedo pulgar separado. Después encoger y extender el resto de dedos durante diez veces y repetir de tal modo que hagamos tres series. Otro muy sencillo consiste en ir acercando la punta de cada dedo a la del pulgar de modo que vayamos formando una letra “o” con cada uno de ellos y aguantemos unos segundos. Debemos seguir la misma pauta de repeticiones que en el caso anterior. Con la mano apoyada en una mesa y la palma extendida vamos levantando cada dedo y realizamos unas ocho o diez repeticiones en un total de tres series. Después, en la misma postura se pueden separar y acercar los dedos a la vez.
  • Relajación de las articulaciones. Si queremos relajar las articulaciones debemos apoyar el brazo en una mesa de modo que los dedos queden por fuera. Con la mano que no está apoyada vamos cogiendo cada dedo de forma suave con una toma cercana a la articulación y realizamos una tracción suave sin tirar, manteniéndola uno segundos. Lo que se busca en este caso es quitar presión.
0

No hay comentarios ¿Te animas?