Preguntas

¿Es normal dormir menos a medida que nos hacemos mayores?

Marco Herrera

Foto: Bigstock

Lunes 28 de octubre de 2019

2 minutos

En ciertos casos la incomodidad causada por una afección médica aumenta las dificultades para dormir

¿Es normal dormir menos a medida que nos hacemos mayores?

Es común que las personas mayores tengan problemas para dormir. Es relativamente normal que informen a su médico de algún tipo de trastorno del sueño. Parece haber dos dificultades principales: quedarse dormido al comienzo de la noche y luego levantarse demasiado temprano por la mañana, resultándoles imposible volver a dormirse luego. En algunos casos, la incomodidad causada por una afección médica aumenta las dificultades para dormir, pero muchos descubren que incluso sin la alteración de los síntomas físicos, no pueden coger el sueño durante al menos parte de la noche.

La falta de sueño puede tener un impacto a largo plazo en el sistema inmunitario y en muchos otros aspectos de la salud, incluido el bienestar, además de provocar somnolencia diurna y un mayor riesgo de accidentes. Aunque tal vez las personas simplemente no necesitamos dormir tanto cuando nos hacemos mayores y no hay que preocuparse por ello.

Hipótesis

Una hipótesis es que el proceso de envejecimiento altera los ritmos circadianos, haciéndolos despertar antes de lo que deberían. Los estudios han demostrado que el reloj interno parece cambiar, lo que hace que las personas se despierten más temprano por la mañana y se acuesten más temprano por la noche. Es posible que aún necesitemos dormir, pero no podemos hacerlo y, cuando se hace, la calidad del sueño no es tan buena como cuando somos más jóvenes.

Los mitos sobre el sueño más perjudiciales para la salud

La actividad de onda lenta en los cerebros se ha medido varias veces durante el día y la noche. Los datos analizados en diversos estudios en relación con un diario de sueño que las personas habían mantenido durante la semana anterior, para ver cómo variaba el patrón de somnolencia y las ondas cerebrales lentas de acuerdo con la propensión a ser de tipo matutino o vespertino, descubrieron que las personas mayores tenían sueño en diferentes momentos que las más jóvenes y diferentes tiempos de actividad de onda lenta en el cerebro.

Conclusiones

Según recoge la Sociedad Española de Sueño, los cambios en el reloj corporal evitan que las personas mayores se duerman, por lo que parece un mito que necesiten dormir menos. Es simplemente que tienen una ventana más estrecha para dormir. Para muchos doctores, la siesta durante el día no impide dormir por la noche. En cambio, la falta de sueño en la noche está causando somnolencia durante el día, de ahí la necesidad de una siesta para compensar el sueño perdido.

Sin embargo, la idea de cambios en los procesos subyacentes a los ritmos circadianos a medida que envejecemos también parece convincente. En este caso, aún no es posible decir si es un mito que las personas mayores necesiten menos horas de sueño. Lo que sí sabemos es que tratar de dormir durante las mañanas, y seguir despierto, pero no descansado, es algo que debe tomarse en serio y consultarlo con su médico de cabecera para tratar de ponerle remedio.

0

No hay comentarios ¿Te animas?