Preguntas

Hipocondría digital en las personas mayores, ¿en qué consiste este trastorno?

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 23 de septiembre de 2019

2 minutos

La obsesión por creerse que uno padece una enfermedad grave por lo que ha leído en Internet

Hipocondría digital en las personas mayores ¿En qué consiste este trastorno?

En Internet uno puede encontrar todo tipo de información. Verdadera y falsa. De ahí la importancia de poner en cautela ciertos datos que podamos encontrar cada vez que tecleamos en nuestro ordenador; sobre todo si se refiere a cuestiones de salud.

De lo contrario, y si hacemos caso a todo lo que aparece relativo a enfermedades o síntomas puede que lleguemos a sufrir un trastorno que se conoce con el nombre de hipocondría digital, una afección mental que hace que uno se creea que padece una patología grave, pese a que el médico nos haya confirmado lo contrario. 

Es decir, interpretar erróneamente esos datos que encontramos en Google de tal manera que nosotros mismos nos diagnosticamos enfermedades graves que, en la mayoría de los casos, no tenemos. Es entonces cuando ese "descubrimiento" sobre lo que nos sucede deriva en un cuadro de ansiedad o miedo; algo especialmente llamativo y grave cuando se trata de personas mayores

El peligro para las personas mayores

Consultar un dato en Internet no es malo. Lo preocupante, sobre todo en aquellas personas mayores aquejadas de ciertos problemas de salud (que no tienen que ser necesariamente graves), es buscar de manera frenética información y estar obsesionados con el tema hasta el punto de no poder dormir. 

Como hemos dicho, esta hipocondría digital resulta preocupante en el caso de las personas mayores, ya que este trastorno les puede afectar de tal manera que se altere su estado mental, se modifique su comportamiento o se corra el peligro de medicarse sin consentimiento de su médico o de interrumpir un tratamiento crónico por lo que haya leído en su móvil. 

Hipocondría digital en las personas mayores ¿En qué consiste este trastorno?

Además, esta obsesión digital en las personas mayores se traduce en un aumento de las visitas al médico para que "corrobore" su diagnóstico, un estado de apatía que hace que disminuyan sus actividades físicas o de ocio, una tendencia hacia los sentimientos negativos y la depresión o un estado de vulnerabilidad en el que sienten que la muerte no tardará, como explican desde la Unidad de Salud Mental y Psiquiatría Hospitalaria del Hospital Nisa Valencia al Mar (@vithasvalencia).  

Por ello, como recomiendan estos expertos, es fundamental la prevención y el diagnóstico precoz para que estos mayores puedan recibir un tratamiento adecuado y con los profesionales oportunos. De esta manera, estas personas empezarán a comprender que la salud es algo más complejo que lo que aparece en Internet y que debe ser siempre corroborada por un especialista médico. "Deben dejarse aconsejar y ponerse en manos de los profesionales, que son quienes realmente saben y conocen", recuerdan. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?