Preguntas

¿Qué son los medicamentos antiinflamatorios no esteroides o AINEs?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Domingo 12 de mayo de 2019

2 minutos

Aunque muchos pueden adquirirse sin receta, hay que tomarlos siguiendo el criterio médico

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides AINEs

Ibuprofeno, naproxeno, o ácido acetil salicílico –la popular Aspirina– son medicamentos de uso muy común y pertenecen, junto a otros, al grupo de los llamados antiinflamatorios no esteroides o AINEs.

En general, los medicamentes antiinfamatorios se clasifican en dos tipos principales: los esteroides (corticoides) y los AINES, (sin corticoides). Los dos grupos tienen distintas aplicaciones y tal como indican los médicos, los últimos pueden cumplir una triple función. Por un lado, y como su propio nombre indica, actúan reduciendo la inflación que pueda surgir en algún órgano, músculo o articulación. En segundo lugar, son analgésicos, es decir, suponen un alivio ante cualquier dolor, y por último, algunos son antipiréticos, resultando efectivos a la hora de bajar la temperatura corporal en caso de fiebre.

¿Cuándo conviene tomar un medicamento de este tipo?

Como explicación sencilla, los AINEs ejercen una cierta acción de bloqueo sobre distintas sustancias químicas y enzimas que pueden estar causando una determinada dolencia. Tomar uno de estos medicamentos, de manera puntual, cuando es necesario, es algo normal. Un traumatismo leve, un golpe, un dolor de cabeza, un constipado… pero el hecho de no requerir receta no implica que no tengan efectos secundarios si se toma en dosis que no son las adecuadas.

Además, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) recuerda, basándose en distintos estudios, que los AINEs pueden causar interacciones graves entre fármacos, algo que han de tener en cuenta personas mayores que puedan estar siguiendo una medicación concreta, determinada por el especialista, por ejemplo en el caso de sufrir alguna dolencia crónica.

Tomar un fármaco, que alivie el dolor pasajero en un momento dado, es algo que, en principio, no reviste gravedad alguna, pero la automedicación constante y la ingesta de algunos fármacos realizada casi “por costumbre” o como medida preventiva, no es aconsejable. En este sentido, hay que recordar la advertencia hecha por la Agencia Española del Medicamento ante el aumento del consumo de determinados medicamento, especialmente ibuprofeno. La Agencia recuerda que este AINE está autorizado para el tratamiento de procesos dolorosos de intensidad leve y moderada, en caso de fiebre y también en determinados procesos reumáticos, pero, en dosis altas, tanto el ibuprofeno como el dexibuprofeno  pueden implicar riesgo cardiovascular.

0

No hay comentarios ¿Te animas?