Preguntas

¿Para qué se utilizan las histeroscopias o endoscopias intrauterinas?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 25 de agosto de 2019

2 minutos

Es una prueba que explora el interior del útero de las mujeres y detecta alteraciones o infecciones

Para qué se utilizan las histeroscopias o endoscopias intrauterinas

Dentro la exploración ginecológica existe una prueba de endoscopia que permite observar el interior del útero o matriz de la mujer: se llama histeroscopia o endoscopia intrauterina. Con ella el médico puede obtener información precisa de patologías relacionadas con esta parte de la fisionomía femenina.

Visualización con óptica

El análisis se realiza con una óptica o lente de pequeñas dimensiones (histeroscopio) que se lleva hasta la zona por medio del canal del cuello del útero. A esta se le puede incorporar una cámara que conectada a un ordenador permite una visualización más precisa.

Para que la técnica funcione correctamente hay que introducir paralelamente o bien un gas (CO2), o bien algún fluido o líquido transparente como suero fisiológico u otras soluciones. Esto es necesario porque la cavidad uterina al estar cerrada precisa de algún elemento que la distienda para que se abra y poder ejecutar el pertinente estudio.

Gracias a este sistema se diagnostican pólipos, miomas (tumores benignos), sangrados vaginales, malformaciones uterinas y al mismo tiempo permite realizar estudios de fertilidad. Además, con este método se toman muestras que posteriormente se analizan microscópicamente. Si el ginecólogo sospecha que estamos en alguna de estas condiciones puede mandarnos esta prueba.

Encoscopia intrauterina prueba para mujeres

Ambulatoria o quirúrgica

Esta endoscopia se hace de forma ambulatoria con la paciente tumbada sobre la camilla del especialista. La abertura vaginal debe ensancharse con un espéculo y la zona junto con el cuello del útero se limpia con un preparado de yodo. El cuello se tiene que pinzar para sujetarlo y en ocasiones es necesario anestesiar localmente.

Una vez preparado todo se va introduciendo el histeroscopio lentamente junto con el gas o el líquido seleccionados para que simultáneamente se vaya dilatando la cavidad a explorar.

A veces debe hacerse con ingreso hospitalario de un día. En este caso hablamos de una histeroscopia quirúrgica, y suele ser más frecuente en mujeres que están en periodo menopáusico o ya lo han pasado. La atrofia del cuello es mayor en estos casos, por lo que si el médico lo considera apropiado el proceso se desarrollará de esta manera. También influye el tipo de muestra o exploración a efectuar. Aquí sí hay que recurrir a anestesia general, epidural o raquídea, según considere el médico.

0

No hay comentarios ¿Te animas?