Preguntas

¿Por qué unas personas son más frioleras y otras pasan más calor?

Victoria Herrero

Miércoles 17 de abril de 2019

3 minutos

La temperatura, que se regula en el hipotálamo, se suele situar de media en los 37ºC en los humanos

Personas frioleras (bigstock)
Victoria Herrero

Miércoles 17 de abril de 2019

3 minutos

Popularmente se dice que cada persona tenemos nuestro propio termostato. Si no, no se explica que algunas personas sean más frioleras y otras tengan siempre calor incluso compartiendo el mismo ambiente. La temperatura corporal media que tenemos los humanos es de unos 37ºC, aunque como es lógico puede variar de unas personas a otras. Incluso, a lo largo del día podemos tener una variación de esos grados: más bajos durante la noche y más altos por la tarde.

Es en la zona del hipotálamo de nuestro cerebro donde se regula la temperatura del cuerpo, como explican desde los laboratorios Pfizer (@pfizer_spain). Así, cuando sentimos frío, tenemos esa sensación en esta parte cerebral que se encarga de controlar que nuestra temperatura no baje ni suba de forma brusca ni que perdamos energía.

Es como la calefacción de casa. Cuando la temperatura de tu cuerpo es menor que aquella a la que se ha "programado", el termostato pone en marcha ese calor hasta que esos grados sean igual a lo deseado. Y, al contrario, hace que la "calefacción" no se encienda para que el cuerpo tenga una temperatura menor.  

Diferencias de temperatura entre personas

El frío es una sensación que experimentamos en el cerebro, pero a veces, puede engañarnos y realmente no tener esa temperatura corporal. Y es que no es lo mismo tener esa sensación que estar frío. Así, cuando tenemos fiebre sentimos frío, pero en el termómetro podemos ver cómo sube de los 37ºC normales. 

A veces las diferencias entre unas personas y otras se pueden deber a varias causas como:

  • La piel. Por lo general, las personas más delgadas suelen ser más frioleras ya que su dermis es más fina y protege menos del ambiente exterior. Por ejemplo, no es lo mismo abrigarse con un buen abrigo que con una chaqueta fina de cuero. 
  • El fenómeno de Raynaud es otra de las causas que pueden explicar que unas personas sean frioleras y otras no, ya que algunas de ellas sufren este síndrome que hace que se tengan los dedos de las manos y los pies siempre fríos. Unas extremidades "dormidas" en respuesta a bajada de las defensas o al estrés. 
  • Otra de las explicaciones tiene que ver con el denominado "contagio del frío", ya que es ver a una persona tiritar y enseguida nosotros sentimos lo mismo. 
  • El cansancio o el agotamiento que sufran en un momento dado algunas personas puede hacer que sientan menos calor que otras en una misma habitación. 

Personas frioleras (bigstock)

Consejos para personas más sensibles al frío

Siempre y cuando no sea un síntoma de una enfermedad más grave, con algunas sencillas recomendaciones las personas más frioleras pueden dejar de serlo:  

  • Ejercicio para entrar en calor y mover los músculos. 
  • Abrigarse correctamente cuando sea necesario, además de tomar alimentos y bebidas calientes
  • Si sentimos frío, podemos también subir un poco la temperatura ambiente del lugar donde nos encontremos o tomar una placentera ducha de agua caliente.