Preguntas

¿Qué es la miastenia gravis y a quién afecta principalmente?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Lunes 10 de junio de 2019

2 minutos

Es una enfermedad neurológica más común en hombres mayores de 60 años y mujeres menores de 40

Qué es la miastenia gravis y a quién afecta principalmente

El nombre de la miastenia gravis no es muy conocido pero es un trastorno neurológico que ocurre sobre todo en hombres mayores de 60 años, y en mujeres menores de 40, siendo ambos los grupos más afectados, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN @seneurologia). Se trata de una enfermedad crónica y autoinmune e implica la debilidad y fatiga de los músculos que se controlan voluntariamente, manifestándose principalmente en los momentos de actividad y siendo menor en los de descanso.

Músculos oculares

En España, se estima que hay unos 17.000 casos y la enfermedad puede debutar en cualquier momento de la vida. Sin embargo, en nuestro país es donde más afectados hay en edades avanzadas, ya que suponen casi el 60% de los nuevos casos, frente a menos del 50% de otros países del entorno.

Esta enfermedad se produce porque la comunicación entre nervios y músculos se ve afectada en su funcionamiento normal. La debilidad que se va produciendo en los músculos tiende a ir a más, ya que aunque en los periodos de descanso los síntomas mejoran, la repetición de los movimientos provoca que con el tiempo la miastenia empeore.

Puede afectar a cualquier grupo muscular, pero principalmente se da en los ojos, la cara y la garganta, es decir, los que comprenden el habla, la masticación y la deglución, y en el cuello y las extremidades.

Desde la SEN, informan que el 70% de los casos se inicia en la musculatura ocular, provocando una visión doble o caída de párpados. Sin embargo, suele ser frecuente que se extienda a otras zonas. Hasta en algunas ocasiones puede afectar a los músculos respiratorios, algo que se da entre un 10% y 15% de los pacientes, y son los que presentan más gravedad.

Tratamientos y consejos

En la actualidad la terapias inmunosupresoras consiguen una mejoría clínica en un 90% de los casos, lo que ha provocado que en los últimos haya se ha reducido de forma reseñable la tasa de mortalidad. Ahora la esperanza de vida de las personas con miastenia gravis es la misma que la de las personas sanas, y prácticamente pueden llevar una vida casi normal.

Los expertos aconsejan que si se padece este trastorno neurológico es importante evitar situaciones estresantes, y hacer las actividades de la manera más tranquila posible, pues la fatiga de la miastenia empeora con las tensiones y el cansancio.

Es bueno tomarse tiempo para descansar, cuidar la alimentación para evitar el sobrepeso y tratar de no exponerse al sol. En la medida de lo posible, hay que impedir una sobrecarga de tareas a desempeñar a lo largo del día.

0

No hay comentarios ¿Te animas?