Preguntas

Qué singularidades tiene el tartamudeo en personas mayores

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 8 de septiembre de 2019

2 minutos

La disfemia en el adulto se deriva en ocasiones de un problema neurológico como un ataque cerebral

Qué singularidades tiene el tartamudeo en personas mayores

Personajes de todo tipo y condición muy conocidos en prácticamente en cualquier parte del mundo como Winston Churchill, el rey Jorge VI del Reino Unido o Marilyn Monroe, padecieron disfemia o tartamudez. Se trata de un trastorno y no una enfermedad, y afecta al habla, de modo que se repiten sonidos, sílabas o palabras, se hacen prolongaciones de sonido e interrupciones en las locuciones, que se denominan bloqueos.

Cuándo puede aparecer

Aunque lo normal es que el tartamudeo aparezca en la infancia también puede surgir en adultos mayores, o bien puede darse el caso de que se tenga desde edades tempranas y por no haberse corregido continúe en la adultez.

La disfemia en el adulto se deriva en ocasiones de un problema neurológico como un ataque cerebral o una lesión o trauma en el cerebro. De este modo, se produce una alteración que impide la ejecución de un habla clara y fluida.

El caso es que la tartamudez es un trastorno que puede padecer un individuo a cualquier edad y en muchas de ellas genera una merma de su calidad de vida, un distanciamiento social y una afectación en las relaciones interpersonales, lo que en las personas mayores puede suponer un riesgo aumentado por las características de soledad y aislamiento que rodean en ocasiones a este grupo poblacional.

Consejos para hablar en público (bigstock)

Aún se investiga

En un principio se pensaba que todos los casos de tartamudeo se debían a un trauma emocional, pero las investigaciones avanzaron y se sabe que los motivos son diversos. Aunque hoy en día se sigue estudiando se cree que se produce por la combinación de distintos factores relacionados con una serie de alteraciones en el control motor del habla. Al mismo tiempo se considera que pueden intervenir cuestiones genéticas o hereditarias.

La mejor manera de abordar la tartamudez en cualquier etapa de la vida es acudiendo a expertos como logopedas y psicólogos. Muchos de los programas para ello están orientados para que los afectados adquieran una serie de destrezas en comportamientos concretos que les ayuden a mejorar la comunicación oral. Se centran en trabajar o controlar el ritmo en el que hablan y en pronunciar palabras de una manera un poco más lenta y sin tensión física. Se empieza poco a poco, con oraciones cortas que se ejecutan más lento de lo normal para después ir incrementando la velocidad hasta lograr expresarlas de forma seguida y sin interrupciones.

0

No hay comentarios ¿Te animas?