Preguntas

Andar previene la pérdida de memoria, ¿qué otras actividades benefician el cerebro de los mayores?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Jueves 27 de febrero de 2020

3 minutos

El hecho de caminar implica la liberación de osteocalcina atenuándose así cierto deterioro cerebral

Andar previene la pérdida de memoria qué otras actividades benefician el cerebro de los mayores

Andar es beneficioso para la salud cerebral, pues previene la pérdida de memoria, así lo manifestó recientemente el Premio Nobel de Medicina Eric R. Kandel, durante la tercera edición del CNS Exeltis Day, un encuentro organizado recientemente en Madrid, según informa Europa Press (@europapress).

La osteocalcina

Respecto a este asunto, el experto matizó que el hecho de caminar implica la liberación de osteocalcina, una hormona producida por las células óseas que tiene una vida muy corta y se metaboliza en el hígado y el riñón. El hecho de andar no implica solo llegar a un lugar.  Por ello, el experto ha matizado que es una actividad sumamente importante tanto para los jóvenes como para los mayores. “Ejercitándonos podemos aumentar la liberación de osteocalcina y atenuar el déficit de memoria. Un cuerpo en movimiento, ayuda a mantener una mente activa y también en movimiento".

Pero, ¿qué tiene que ver una hormona que producen las células óseas con la memoria? Pues algunas investigaciones han encontrado este vínculo. Según una serie de estudios realizados en ratones por científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York (Estados Unidos), la pérdida de memoria relacionada con el paso del tiempo podría revertirse aumentando los niveles sanguíneos de osteocalcina.

Andar, correr o montar en bici para adelgazar

Los investigadores aseveraron que en otros estudios ya se habían encontrado evidencias de que este elemento además de desempeñar diversas funciones dentro del organismo, está implicado en la memoria. Al mismo tiempo se observó que con el paso de los años esta sustancia comienza a disminuir. Así pues los expertos se preguntaron si sería posible invertir la memoria al restaurar dicha hormona a los niveles de la juventud. En su estudio vieron que sí era posible. Esto supuso abrir una nueva vía de investigación para la regulación del comportamiento de las hormonas periféricas.

En este caso se administró durante un periodo de dos meses a ratones envejecidos infusiones de osteocalcina y se observó una mejora de su rendimiento en dos pruebas de memoria distintas, alcanzando los niveles propios de ratones jóvenes. Por otro lado, también se inyectó a los primeros plasma de los menos longevos ya que es rico en esta sustancia, obteniendo resultados parecidos. Si además se añadía la hormona a dicho plasma antes de inyectarlo en los roedores mayores se conseguía una mejora de la memoria.

Lo que comprobaron es que la osteocalcina se une a un receptor llamado Gpr158, que abunda en las neuronas de la región CA3 del hipocampo, el centro de memoria del cerebro. Paralelamente se verificó que rejuvenecía los músculos de los animales de más edad, lo que les permitía igualar la velocidad y las distancias de los más jóvenes. Los investigadores concluyeron que es necesario no obstante seguir realizando estudios para concretar el papel de esta hormona en los humanos.

Otras actividades

En general, la práctica de ejercicio sea andar o cualquier otra actividad que implique el movimiento del cuerpo es beneficiosa para el cerebro y evitar la pérdida de memoria. El deporte moderado ya es de por sí bueno en este sentido, y este puede abordar desde la natación hasta practicar una ruta de senderismo o similares.

Cualquier actividad que implique el uso de las manos, como la pintura, estimular la creatividad mediante sesiones colectivas, tocar un instrumento, bailar… Todas estas opciones son adecuadas para mantener la materia gris en buen estado, siempre que nos gusten y estemos a gusto practicándolas.

En general, el hecho de estar en compañía de otras personas y pasar un momento de ocio con un juego de mesa, por ejemplo, ya resulta estimulador en este sentido. De hechos, los juegos de mesa hacen trabajar el cerebro de distintas maneras, desde la memorización de las jugadas hasta hacernos pensar para maquinar una estrategia. El ocio no ha dejarse de lado y es recomendable acudir al teatro, el cine… a aquellos eventos que nos gustan y con los que disfrutamos.

Beneficios de ser bilingüe para el cerebro de los mayores

La lectura diaria de revistas o periódicos, ya sea impresos, ya sea por medios digitales es esencial para esta parte del cuerpo, al igual que leer libros. Existen gran cantidad de opciones que pueden estimular la mente como realizar pasatiempos del tipo sudokus, crucigramas y sopas de letras, entre otros.

Practicar un hobby hace que nos interesemos por algo en concreto y nos estimulemos cerebralmente, al igual que por ejemple animarnos a aprender un idioma.

Una forma de trabajar la memoria todos los días, es realizar un repaso al final de la jornada de todo lo que hemos llevado a cabo durante la misma. Si nos gustan las matemáticas, incorporar alguna operación de esta índole durante el día es también una manera de que nuestro cerebro se mantenga en uso y activo.

A todo esto hay que añadirle el procurar llevar un estilo de vida lo más saludable posible, lo que implica una dieta equilibrada, sin excesos y compuesta de productos principalmente frescos.

0

No hay comentarios ¿Te animas?