Deporte para mayores

Los múltiples beneficios de entrenar la mente jugando al ajedrez

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 17 de mayo de 2019

2 minutos

Nunca es tarde para aprender y practicar este juego que ejercita las capacidades cognitivas

Beneficios del ajedrez

Considerado por algunos como un deporte y por otros como un apasionante juego de estrategia, el origen del ajedrez no está confirmado, aunque se cree que pudo surgir en Asia, probablemente en India en el siglo III antes de Cristo. En la actualidad, millones de personas juegan al ajedrez en todo el mundo, a niveles muy distintos, desde el amateur, como un sencillo entretenimiento, hasta el profesional, con participación en competiciones internacionales o incluso retando a potentes ordenadores.

El ajedrez supone una auténtica gimnasia mental, que no está reservada para personas súper inteligentes. Se puede practicar y aprender a cualquier edad y son muchos los estudios que apuntan a que este juego podría contribuir de manera notable a frenar el deterioro cognitivo resultando eficaz a la hora de prevenir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

¿Cómo puede el ajedrez ejercitar la mente de una persona mayor?

Cada vez son más los ayuntamientos que incluyen cursos y talleres de ajedrez entre su oferta de actividades para personas mayores, considerándolo un verdadero ejercicio de entrenamiento mental que puede reportar importantes beneficios.

El ajedrez requiere concentración y capacidad para planificar cada jugada valorando distintas opciones. En él, el cálculo, la visualización global de determinadas situaciones, la rapidez metal y también algo de intuición, entran en juego.

Según señalan distintas investigaciones llevadas a cabo por la alemana Universidad de Tübingen, en el desarrollo de este juego intervienen los dos hemisferios cerebrales, ejercitando áreas diversas, desde la creatividad hasta la memoria.

Centros especializados en clases de ajedrez para mayores, señalan que siempre es posible aprenderlo y disfrutar jugando al nivel de cada uno, mejorando, de manera entretenida, las propias capacidades cognitivas.

Principales beneficios

Entre otros de los beneficios de la práctica del ajedrez hay que señalar que se trata de una actividad lúdica, salvo que quieras jugar al más alto nivel, que favorece el desarrollo de emociones positivas, la socialización y las relaciones personales e intergeneracionales (no importa demasiado la edad que tenga cada jugador, puedes incluso enseñar a tu nieto). El ajedrez mantiene la mente ocupada, pendiente de cada jugada y alejando posibles problemas psicológicos como la depresión.

Por si todo esto fuera poco, no hay que olvidar que mover las piezas favorece el ejercicio visual y también el de manos y dedos, mejorando su capacidad con cada uno de los movimientos que se ejecutan.

0

No hay comentarios ¿Te animas?