Salud

Más allá de la lejía: productos viricidas para desinfectar superficies y mascarillas

Rosa Roch

Foto: BigStock

Domingo 19 de julio de 2020

3 minutos

Más allá de la lejía: productos viricidas para desinfectar superficies y mascarillas

Estamos acostumbrados a comprar un producto específico para limpiar los muebles, el suelo, el baño, la cocina… una para cada superficie, pero existen otros productos no específicos que, especialmente ahora con la pandemia de Covid-19, puedes ayudarnos a desinfectar nuestro entorno y ayudar a prevenir el contagio por coronavirus, donde, además de lavarnos las manos a conciencia con agua y jabón, también hay que de limpiar y desinfectar nuestro hogar.

Si bien la lejía es el producto más recurrido por su gran efectividad, existen alternativas con el mismo poder viricida y bactericida pero menos agresivos con el entorno.

 

bigstock Man Disinfecting Phone With An 360256942

Para lavarse las manos y limpiar superficies

Existen estudios que indican que el SARS-Cov-2 puede permanecer activos sobre superficies a una temperatura ambiente durante varios días, mientras que por encima de los 30ºC su persistencia se reduce.

Si tenemos en cuenta que en una hora podemos llegar a tocarnos la cara unas 20 veces, el lavado frecuente de las manos y la desinfección de aquellas superficies que tocamos cobra gran importancia para prevenir cualquier contagio.

Lo ideal es utilizar abundante agua y jabón o, si es posible, recurrir a un desinfectante como es el gel hidroalcohólico.

Si bien la OMS (@WHO) no ha encontrado evidencias científicas suficientes para demostrar que el contagio del Covid-19 se puede producir por contacto con superficies inertes, sí que hace hincapié en la importancia de tomar todas aquellas medidas de prevención que tengamos a mano y, entre ellas, la desinfección de superficies, especialmente en un entorno habitado por una persona contagiada.

Disolución de lejía

Podemos encontrar dos desinfectantes eficaces contra el SARS-CoV-2. La OMS recomienda una disolución de hipoclorito sódico (lejía) de 1:50, es decir, una parte de lejía por 50 de agua, más o menos un vaso de lejía por cada cubo de agua.

Alcohol etílico

Otra posibilidad es el alcohol etílico de 96º diluido en una concentración de sustancia activa de etanol al 70% o agua oxigenada en una concentración del 3%.

Desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar han facilitado un listado de productos con eficacia antivírica que se comercializan, algunos a nivel industrial, otros para uso doméstico y otros para uso ambiental.

Cloruro de didecildimetilamonio

Existen otros productos en el mercado que pueden tener la misma eficacia que la lejía a la hora de desinfectar superficies y que por lo tanto cumplen con la norma EN 14476 sobre la normativa viricida:

El Cloruro de didecildimetilamonio es un derivado del amoníaco, una especie de jabón. A diferencia del jabón u otros detergentes, este compuesto tiene unas propiedades más amplias. Es habitual recurrir a él para desinfectar instalaciones de la industria alimentaria ye n concentraciones de 1,5% para desinfectar zonas de uso público.

Para las mascarillas

En los últimos días, el uso de mascarillas se ha convertido en obligatorio para todos, tanto en espacios abiertos como cerrados, independientemente de que haya suficiente distancia de seguridad, en la mayoría de las Comunidades Autónomas y excepto para la práctica de deporte, en la playa o para aquellas personas que tienen patologías respiratorias y los menores de seis años.

Ante esta obligatoriedad, por el gasto que ello representa y el sentido de responsabilidad con el medio ambiente, muchos hemos optado por las mascarillas reutilizables, ya sea de compra o cubrebocas realizados artesanalmente y así alargar la vida de la mascarilla.

Esto hace que debamos tomar unas medidas higiénicas concretas, pues hay que lavarlas y desinfectarlas a diario.

Desde el Ministerio de Sanidad (@sanidadgob) recomiendan lavar las mascarillas reutilizables de la siguiente manera:

  • Lavar las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60º-90º (ciclo normal de lavadora).
  • Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 con agua tibia durante 30 minutos. Después lavar con agua y jabón, aclarar concienzudamente y dejar secar.
  • Recurrir a alguno de los productos viricidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para uso ambiental, que han pasado la Norma 14476 de actividad viricida y que se encuentran registrados para uso por el público en general. Deberán seguirse las recomendaciones del fabricante, poniendo especial atención al uso diluido o no del producto y a los tiempos necesarios para la actividad desinfectante. Una vez desinfectadas las mascarillas, se lavarán con abundante agua y jabón para eliminar cualquier resto químico y se dejarán secar.

Consejos

  • Lee siempre la etiqueta del producto y sigue las instrucciones
  • Toma todas las precauciones necesarias al manipular productos de emanen vapores tóxicos, puedan salpicar y quemar
  • El tiempo de aplicación de estos desinfectantes es algo superior, hay que dejarlos Actuar entre 5 y 10 minutos
  • Lo primero siempre es limpiar y luego desinfectar.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?