Salud

¿Qué distancia debo guardar al correr para evitar el contagio por coronavirus?

Olga Selma

Foto: BigStock

Domingo 28 de junio de 2020

2 minutos

Algunos estudios acreditan que la distancia de seguridad entre corredores debe ser de 10 metros

¿Qué distancia debo guardar al correr para evitar el contagio por coronavirus?

Todos sabemos de la necesidad de incrementar la distancia social entre personas, también en las actividades al aire libre, puesto que la transmisión del coronavirus se produce a través de las denominadas "gotas respiratorias" procedentes de los estornudos o de la tos. El decreto que regula la nueva normalidad sitúa la distancia de seguridad entre personas en 1,5 metros, siempre que no lleven mascarilla, pero ¿a qué distancia debemos correr respecto a otras personas para evitar el contagio?

Si una persona tose o estornuda mientras corre, estas gotas respiratorias se quedan suspendidas en el aire y la persona que viene detrás, queda totalmente expuesta al contagio. Además, cuando hacemos un esfuerzo físico, nuestro ritmo de respiración aumenta. Tomamos y expulsamos el aire que necesitan nuestros pulmones con más intensidad. 

Aunque el BOE recoge que no es necesario llevar mascarilla durante la práctica deportiva, siguen siendo recomendable, y en el caso de querer llevarla, debe transpirar bien para evitar la sudoración. Sin embargo, si decidimos no llevarlas debemos aumentar la distancia mínima de seguridad con las otras personas, así como no permanecer dentro de la corriente de aire provocada por otro deportista.

Distancia de seguridad al correr

Entre 4,5 y 10 metros

Javier del Águila Mejía, médico del Hospital de Móstoles (Madrid) explica en un artículo que la práctica de deporte al aire libre, como andar rápido o correr puede suponer una mayor capacidad de dispersión de partículas y, por tanto, un mayor riesgo de transmisión. Y señala un estudio aerodinámico liderado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Eindhoven (Países Bajos), realizado mediante simulación computacional, para recrear la dispersión de las partículas de una persona en movimiento. Dicho estudio concluye que según la velocidad del emisor, las partículas podrían dispersarse en línea recta en la dirección del movimiento y en sentido contrario entre 4,5 y 10 metros de distancia. Por tanto, para disminuir el riesgo de transmisión, sería recomendable que las personas que practiquen deporte al aire libre, mantengan una distancia física entre 4,5 y 10 metros.

Los resultados indican que la mayor exposición a las gotas de la persona principal se obtiene cuando estamos detrás de ella y en línea; y aumenta a medida que disminuye la distancia. Los corredores y los caminantes enérgicos pueden crear una estela de aire detrás de ellos que podría transportar gotas respiratorias exhaladas por 4,5 metros, lo que significa que las gotas podrían llegar a las personas que caminan o corren justo detrás de ellos.

Este estudio no examina específicamente las partículas de coronavirus ni cómo se transportan en gotitas respiratorias en condiciones de la vida real. Aún así, teniendo en cuenta que el aire se mueve de manera diferente a nuestro alrededor cuando corremos que cuando estamos quietos, la mejor manera de mantener una distancia social adecuada es evitar las corrientes de aire que siguen a un cuerpo en movimiento.

Por todo ello, si salimos a caminar o a correr, mantendremos una distancia mínima de cinco metros con los demás, y cuanto más rápido corramos más debemos aumentar la distancia. Durante el ejercicio, también demos recordar que la puerta de entrada natural de la respiración es la vía nasal. ya que cuando el aire penetra por la nariz es filtrado por sus vellosidades, primera barrera fisiológica contra las bacterias y cuerpos extraños. Además, cuando el aire entra en las fosas nasales se calienta, humidifica y filtra por segunda vez. Respirar por la boca debería ser solo una alternativa.

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?