Salud

¿Qué es un angiograma?

Ignacio Casanueva

Jueves 9 de julio de 2020

2 minutos

Este proceso se utiliza en aneurismas, anginas de pecho e infartos agudos

¿Qué es un angiograma?

Si tu médico te ha mandado hacer un angiograma, significa que el problema sobre el que sospecha está en los vasos sanguíneos. Y es que un angiograma es un procedimiento especial que utiliza rayos X para obtener imágenes, llamadas angiogramas, de dichos vasos. Actualmente estas imágenes ya son en 3D gracias a la nueva tecnología.

Se trata de un sistema rotacional con el que se obtienen muchas imágenes desde diferentes puntos de vista y distintos grados de oblicuidad. Una vez que se realizan se transfieren a la estación de trabajo donde se elabora una reconstrucción tridimensional.

El proceso que precede a esta reconstrucción está supervisado por un radiólogo y un equipo de enfermería especializado, que ayudados con una pantalla especial de rayos X ve cómo transcurre el catéter por los vasos sanguíneos. De esta forma pueden observar cómo se llega al área de interés e inyectar los productos de contraste (como yodo) para delimitar los vasos y conseguir una imagen muy clara de estos.

¿Qué es un angiograma?

 

Esta reconstrucción permite al aparato electrónico sanitario, llamado en este caso angiógrafo, colocarse automáticamente en la posición óptima para iniciar la intervención.

Los angiogramas son realizados para medir el flujo y la presión sanguínea de las cavidades de nuestro corazón, además de determinar si las arterias coronarias están obstruidas. Es muy útil para el tratamiento de aneurismas intracraneales, así como de lesiones estenóticas arteriales(cuando los vasos sanguíneos de estrechan), anginas de pecho o si hemos sufrido un infarto agudo de miocardio.

¿Vas a someterte a un angiograma?

Si es el caso, no hay nada de lo que preocuparse ya que estos procedimientos son totalmente seguros y están en todo momento supervisados y acompañados por un equipo de profesionales. El procedimiento será el siguiente:

  • Te tomarán las constantes vitales (ritmo cardiaco y tensión arterial) periódicamente.
  • También se te tomará el pulso en el pie, se rasurará la zona inguinal, se limpiará con yodo y se cubrirá la zona con paños estériles.
  • El equipo administrará medicación relajante y analgosedación (tipo de anestesia que te mantendrá adormilado pero consciente y capaz de hablar durante todo el procedimiento)
  • El radiólogo anestesiará localmente la zona de punción con anestesia local y procederá a la localización y punción del punto de entrada vascular. Notarás una presión sobre la zona. De la misma manera que no somos conscientes de nuestra circulación, no la sentimos, tampoco se tiene conciencia de la presencia de un catéter dentro de la arteria o de la vena.
  • Sólo cuando se inyecta el contraste podrás sentir calor o quemazón que desaparecerá en segundos. Simultáneamente el radiólogo dará instrucciones sobre la respiración mientras realiza las radiografías.
  • Una vez obtenida la información necesaria, el doctor retirará el catéter y aplicará presión sobre el punto de punción durante 10-20 minutos, que se reforzará con un vendaje.
0

No hay comentarios ¿Te animas?