Salud

China experimenta un descenso de sus contagiados por coronavirus: ¿cómo han sido sus medidas?

Victoria Herrero

Foto: Europa Press

Jueves 19 de marzo de 2020

4 minutos

A los pocos días del brote se impuso el confinamiento de millones de ciudadanos del país asiático

Medico militar atiende paciente enfermo coronavirus

Más de 50 días, este es el tiempo que los habitantes de la ciudad china de Wuhan, donde se originó el brote de coronavirus que ha provocado una pandemia global y una alarma sanitaria sin precedentes, llevan encerrados en sus casas. Un confinamiento que parece que poco a poco está dando resultados a tenor de la bajada de contagios que se vive en un país asiático donde más de 81.000 personas se han visto afectadas por el COVID-19.

¿Cómo ha sido posible? ¿Qué medidas tomaron las autoridades chinas para hacer frente a esta crisis sanitaria?

China experimenta un descenso de sus contagiados por coronavirus: ¿cómo han sido sus medidas?

Primeras medidas en Wuhan

La realidad actual de las ciudades chinas ha cambiado con la evolución de la propagación de la enfermedad. Y es que el número de casos activos va disminuyendo de forma considerable en unas últimas horas en las que apenas se producen algunos casos de contagios locales y una veintena de nuevos pacientes por importación. Pasado lo peor, (confirman las autoridades chinas) lo que más preocupa para no volver a las dramáticas cifras de hace unas semanas, es asegurar que la importación del virus no acabe con todos los esfuerzos implementados hasta la fecha y que han permitido controlar, a su juicio, el punto crítico de contagios en una nación con más de 1.400 millones de habitantes.  

Un alivio momentáneo, aseguran, que se ha logrado gracias a las medidas drásticas que se pusieron en marcha a finales del mes de enero ante las primeras señales de la enfermedad y cuando los afectados no llegaban ni al medio millar. Y la primera de todas fue aislar y mantener en casa a los más de 10 millones de personas que viven en la ciudad de Wuhan donde todo comenzó. Una estrategia que podía parecer drástica al ser tomada con tanta premura pero que, a juicio de la Organización Mundial de la Salud (@OMS_es), sirvió de base para empezar a contener la epidemia. 

Pero esto no ha sido todo ya que, según estos expertos, China lo que ha hecho básicamente ha sido focalizar su atención a la hora de encontrar los casos de contagio (en esa localidad), aislarlos ante los primeros indicios y aplicar limitaciones de movimiento al resto de la población para reducir una rápida expansión. Y todo en un tiempo relativamente rápido.

En otras palabras, para la OMS, es un buen espejo donde deben mirarse otros países, sobre todo europeos, que ahora siguen la estela de contagios que vivió el país asiático hace semanas. Así, tras la primera de las estrategias, las autoridades chinas también cerraron fábricas, empresas privadas y espacios públicos en la zona, además de prohibir todo tipo de comunicación (por medio del transporte) con las áreas afectadas. 

En el resto del país se tomaron también medidas de contención que, si no eran tan drásticas, sí compartían una característica común de prevención: regulación del abastecimiento de productos y alimentos de primera necesidad, exámenes médicos para detectar posibles contagios de manera prematura, así como espacios de observación (con toma de temperatura) en aeropuertos y estaciones de autobuses y trenes. Aunque en el mismo país, en lugares más alejados también se empezaron a cancelar eventos y actos sociales, a restringir el movimiento en algunos lugares públicos y a obligar al uso de la mascarilla por la calle. 

Por si fuera poco, a nivel científico y médico se trabajó de manera conjunta para analizar los datos día a día (contagiados, recuperados y fallecidos) para controlar y tratar de frenar cada posible foco que fuera surgiendo e incluso se llegaron a levantar hospitales dedicados en exclusiva a la lucha contra el COVID-19. Una medida eficaz para evitar el colapso en el resto de los centros sanitarios. 

Un atisbo de esperanza

Así pues, pese al optimismo de los últimos días, en China todavía se muestran cautelosos y recomiendan a la población, que va poco a poco recuperando la normalidad, seguir extremando las medidas de seguridad para evitar nuevos brotes. 

Una vuelta a la rutina en la que tampoco se olvidan de los países que ahora están pasando por lo mismo que ellos vivieron hace algo más de un mes. Por eso, el gobierno español ha aceptado (@desdelamoncloa) de manera urgente la colaboración de las autoridades chinas para recibir todo el material sanitario posible (sobre todo equipos de protección personal y aparatos médicos). Además, contarán con el asesoramiento de sus expertos para tratar de poner freno a un contagio que en España se acerca a los 10.000 positivos por coronavirus

China experimenta un descenso de sus contagiados por coronavirus: ¿cómo han sido sus medidas?

El otro ejemplo a seguir según los expertos: Corea del Sur

Este otro país, uno de los que tiene más contagios, es otro buen ejemplo de las iniciativas públicas llevadas a cabo para frenar la expansión del coronavirus. Así, en el caso de Corea del Sur estas fueron las drásticas y tempranas medidas que se acogieron hace semanas: 

  • Los ciudadanos fueron obligados a permanecer en sus domicilios sin salir cuando el número de contagiados apenas era de más de 100. Se pidió, además, que la población llevase incluso mascarilla en casa y se extremasen las medidas de seguridad aun permaneciendo en su hogar. 
  • En los primeros días de contagio también se cerraron la mayor parte de los servicios, comercios y empresas privadas y se repartieron dispensadores de desinfectantes de manos en zonas de afluencia de gente.
  • Los test de detección de coronavirus se han hecho de forma masiva y no se ha permitido a los afectados que acudan a los hospitales para evitar más contagios. 
  • Han llevado a cabo la puesta en marcha de una amplia red de laboratorios para investigar posibles vacunas que pudiesen frenar el avance de los contagios. 

Medidas que han provocado efectos positivos en Corea del Sur y en las que el resto de países ponen sus miras a modo de atisbo de esperanza para superar la grave crisis sanitaria que se vive en la actualidad. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?