Medicina preventiva

¿Qué medidas de higiene deben adoptar las mayores para evitar el contagio de virus?

Teresa Rey

Foto: Bigstock

Domingo 9 de febrero de 2020

3 minutos

Lavarse las manos de forma adecuada y taparse la boca al toser o estornudar son algunas de ellas

Qué medidas de higiene deben adoptar las mayores para evitar el contagio de virus

El contagio de algunos virus se puede prevenir adoptando unas medidas básicas de higiene y prestando atención a ciertos detalles, que en ocasiones solemos pasar por alto. En el caso de las personas mayores estas medidas de higiene se han de extremar, sobre todo, por la vulnerabilidad que se tiene respecto a determinadas infecciones producidas por virus como los que provocan la gripe y los resfriados, y el más reciente el coronavirus chino (2019-nCoV).

Lavado de manos

Muchos de estos virus se contagian a través de las gotas de saliva y las secreciones nasales al toser o estornudar. Por ello la higiene se torna fundamental. El lavado de manos resulta clave para frenar este tipo de contagios. De hecho, tal y como aseguran desde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph @SEMPSPH), existen una amplia variedad de patologías que se propagan de una persona a otra a través de manos contaminadas, desde trastornos gastrointestinales hasta patologías respiratorias.

Las manos se han de lavar bien con agua y jabón durante al menos un minuto. Siempre antes de preparar la comida y de comer. Y después de ir al baño, de toser, estornudar y sonarse la nariz. Tras dar la mano o haber mantenido contacto con elementos portadores de gérmenes como animales y sus excrementos, basura, comidas crudas, personas enfermas, al tocar pañales, objetos y transporte público, entre otros.

Los desinfectantes de manos a base de geles hidroalcohólicos se suelen usar en centros y entornos hospitalarios, que es donde algunos estudios han constatado que tienen más efectividad, ya que en entornos comunitarios donde la suciedad suele ser superior, es mejor recurrir al agua y el jabón. Si no disponemos de estos medios podemos recurrir a toallitas impregnadas de alcohol.

Muchos de estos virus se transmiten por medio de las gotas apenas perceptibles que se transmiten al hablar, toser o estornudar. Estas pueden situarse en las manos y es por ello que debemos procurar no tocarnos ojos, nariz y boca. Al toser lo ideal es taparse con un pañuelo desechable e inmediatamente tirarlo a la basura para a continuación lavarse las manos. Si no disponemos de papel podemos usar la cara interna del codo o el dorso de la mano, y acto seguido lavarlos.

Lavarse las manos

Mascarillas

En ocasiones vemos a personas que recurren a mascarillas, pero respecto a su uso hay ciertas discrepancias. Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS), aseguran que en entornos sanitarios algunos estudios sí han verificado que el uso de estos productos podría reducir la transmisión de gripe. Pero es necesario tener en cuenta que se han de colocar y utiliza correctamente y disponer de unas unidades de desecho adecuadas.

En otro espacios no se ha establecido hasta qué punto resultan eficaces, sobre todo en lugares abiertos. Es una alternativa a la que acudir si vamos a estar cerca de personas que tengan alguna infección contagiosa porque por ejemplo sea necesario que esté bajo nuestro cuidado. También es cierto que quienes tienen un virus al usar mascarillas retienen en cierta medida las gotitas que emanan de su respiración.

Por lado, la OMS advierte que si las mascarillas se utilizan mal pueden agravar el riesgo de transmisión en lugar de reducirlo. Por ello, antes de emplearlas se han de adoptar otras medidas generales y así evitar un mal mayor. En caso de duda sobre su utilización podemos preguntar al farmacéutico u otro profesional de la salud.

Gripes y catarros mal curados

Más recomendaciones

Otras medidas a considerar consisten en no estar en contacto con las personas que sepamos que porten un agente infeccioso o que sospechamos que lo posean. De la misma manera, es preferible no permanecer mucho tiempo en lugares muy concurridos.

La ventilación del hogar es fundamental para renovar el aire, abriendo las ventanas todo lo que se puede durante al menos diez minutos.

Si existe una vacuna que pueda prevenir alguna de las enfermedades provocadas por estos patógenos como es el caso de la gripe, es aconsejable vacunarse, y en especial los grupos de riesgo como es el caso de las personas mayores.

En el caso de que finalmente nos encontremos enfermos además de seguir las recomendaciones de nuestro médico, lo mejor es que no salgamos de casa. De esta manera, impediremos que otras personas se contagien. Lo ideal es que permanezcamos en el hogar durante todo el periodo de duración de la patología pues muchas veces estas se contagian aunque ya nos hallemos en la última fase y nuestra salud sea mejor.

Si tenemos mascota en casa no se nos debe olvidar vigilar nuestras medidas de higiene sobre todo después de acariciarla, tocarla o jugar con ella. De igual modo, a la hora de cocinar hemos de tener en cuenta todas las recomendaciones respecto a nuestra propia limpieza para manipular los alimentos y la de los utensilios que usemos para preparar nuestros platos culinarios.

0

No hay comentarios ¿Te animas?