Salud

Los sanitarios, preocupados ante el riesgo de un nuevo rebrote de coronavirus

Marta Jurado

Domingo 7 de junio de 2020

4 minutos

Con media España en fase 3 y el verano en ciernes, los temores se multiplican

uci

El mapa de los rebrotes de coronavirus en España

 

La mitad de España pasará el próximo lunes a la fase 3, dando pasos agigantados hacia la "nueva normalidad", a la que tardarán un poco más en llegar otros territorios como Madrid, Castilla y León y Barcelona que pasan a fase 2. Con la vista puesta en la temporada de verano, los temores sobre posibles rebrotes, se multiplican. De hecho ya ha habido algunos casos menores en zonas como Lleida, Asturias o Badajoz que gracias a la detección precoz, se han logrado controlar. También preocupa el reciente caso en el Gregorio Marañón donde un grupo de sanitarios ha resultado contagiado tras un encuentro informal, por lo que los médicos y enfermeras de toda España llaman a no bajar la guardia.

EuropaPress 3182241 fachada hospital gregorio maranon cuyo servicio salud laboral llevando cabo

Incertidumbre ante el verano

"Nosotros vivimos los próximos meses con mucha incertidumbre, porque si bien todo hace pensar que la incidencia de casos va a bajar, favorecido por las condiciones del verano que facilitan los encuentros al aire libre, el temor al rebrote siempre existe", opina el doctor Lorenzo Armenteros portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y Familia (@SEMG_ES​). Así, señala que un cumpleaños, un funeral o un encuentro en un centro sanitario "pueden prender la mecha" de la propagación del virus, que aún tiene riesgo de encenderse.

"Hay miedo, porque la gente se está olvidando de lo que ha ocurrido y no nos podemos relajar", sostiene Maria José García, portavoz del sindicato de Enfermería SATSE (@Sindicato_SATSE), quien llama a seguir extremando las medidas de precaución. "Hemos vivido una pesadilla, que esperemos no vuelva a ocurrir, sobre todo porque pese a que la presión asistencial ha bajado, los profesionales no han tenido todavía tiempo de recuperarse de la situación límite que hemos vivido", afirma García. "Hay miedo de qué va a pasar en agosto, porque el virus sigue con nosotros y va a seguir atacando a las personas más vulnerables", sotiene.

EuropaPress 3179629 paseo maritimo playa malvarrosa recupera normalidad fase desescalada

Habrá que aprender a vivir con el virus

Tal como apuntan virólogos como Salvador Macip (@DrMacip), del la Universidad de Leicester, es difícil predecir cuándo se producirán nuevos rebrotes porque depende de muchos factores. "Una es el propio virus, que aún es muy desconocido. Otra es nuestro comportamiento: si aumentan mucho las situaciones de riesgo, las posibilidades de un rebrote importante aumentan. Juega a nuestro favor la temperatura y el aire libre, que parece que disminuye el riesgo de contagio, pero en otoño puede volver a aumentar". 

Por eso el presidente de la presidente de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (@SEMES_), Juan González Armengol considera que "sin perder el respecto al virus, habrá que aprender a vivir él". "Vamos a tener que hacer lo mismo que durante el pico de la pandemia y el confinamiento, hay que mantener la responsabilidad individual y colectiva en cuanto a la distancia física, la higiene de manos y el uso de las mascarillas", asegura, mientras se mantiene optimista en cuanto al futuro y a la posibilidad de tener un verano tranquilo.

¿Está el sistema sanitario preparado?

"Hay que mantener la calma y sobre todo estar preparados," insiste Armengol. "Esperemos que no se repita lo que ocurrió en marzo y abril, pero ante los posibles rebrotes creo que ya contamos con muchas lecciones aprendidas. Ahora hemos avanzado mucho con la detección precoz de nuevos casos y en cuanto a la logística que se debe tener sobre todo en los hospitales, camas de UCI, etc", sostiene Armengol.

Un punto en el que coincide Lorenzo Armenteros, pero recuerda que pese a que los hospitales están ahora mejor preparados, siguen faltando medios en otros puntos de la cadena como la Atención Primaria. El propio Colegio de Médicos alertaba sobre este asunto en el paso de Madrid a la fase 1 "preocupados por la falta de recursos y personal". En opinión de Armenteros "los pacientes que acaban en la UCI son resultado de fallos en las fases anteriores" y solicita mayores refuerzos materiales y personales en los ambulatorios de toda España "ahora que somos clave en la fase de rastreo y detección de COVID-19".

Hospitales

Preocupación por las residencias

La preocupación se mantiene no obstante por los grupos vulnerables y las residencias. "Este es uno de los problemas que aún hay que resolver. Hemos visto que las residencias han sido unos de los lugares más afectados en la primera oleada. No había medidas adecuadas y la población era especialmente vulnerable. Este sigue siendo uno de los puntos problemáticos, porque un posible rebrote podría volver a golpearlas con dureza. Aquí es donde las autoridades tienen que hacer más esfuerzos", considera el virólogo Salvador Macip.

Otro de los aspectos que preocupa es la medicalización de estos centros y los polémicos criterios para la atención de mayores de 80 años en las UCIs, que siguen dando que hablar en comunidades como Madrid o Cataluña. "Ahora mismo hay capacidad para atender a quien lo necesite, pero se tendrán siempre que cumplir criterios médicos para los traslados e ingresos", sostiene Maria José García, del sindicato de enfermería. "Los mayores son el grupo donde el Covid-19 ha causado más estragos y donde más volverá a atacar", por eso insiste en seguir extremando las precauciones con este grupo de población.

Zonas más vulnerables al rebrote

Un analisis geoespacial identifica las provincias mas vulnerables a la COVID 19

Ante la incertidumbre sobre cómo evolucionará el virus, algunos estudios, como el elaborado por un equipo de la Universidad Carlos III de Madrid (@uc3m), ha concluido que las zonas más vulnerables por su concentración de poblaciones de riesgo proporcionalmente son Castellón, Cantabria y Gipuzkoa. Mientras otras como Toledo, Segovia, Salamanca o Navarra son las que menos cobertura hospitalaria tienen respecto a la población vulnerable, según las conclusiones de esta investigación.

Para realizarla los investigadores se han basado en un análisis geoespacial que identifica cuáles son las provincias que requieren mayores medidas de protección frente a nuevos brotes de la Covid-19. Pero tal como advierten los efectos de la relajación de la desescalada tardan días en verse reflejados. Así, la clave para un verano seguro, afirman los expertos, es la prudencia, es decir, reducir al máximo posible las situaciones de riesgo.

2
Rafael Navarro Serrano Hace 3 meses
Quiero estar informado
Encar jurado Hace 3 meses
Completisimo y pedagogico articulo. La reiteracion de no bajar la guardia es nuestro seguro de vida. ¡Ojalá vayamos aprendiendo a volver a la normalidad sin olvidar que cuaalquier encuentro puede prender la mrcha. ¡Hagamoslo muy poco por nosotros y para salvar a los demas. De nuevo, enhorabuena por el articulo.