Salud

Los sanitarios valencianos están saturados: "Es peor que en abril, hasta los infartos los desviamos"

65ymás

Jueves 14 de enero de 2021

4 minutos

"Es imposible seguir los contagios"

Los sanitarios valencianos están saturados: "Es peor que en abril, hasta los infartos los desviamos"
65ymás

Jueves 14 de enero de 2021

4 minutos

Los sanitarios valencianos reconocen que la pandemia ya no está bajo control en su región y eso se comienza a notar en los hospitales. Según recoge el diario Las Provincias, muchos médicos están desesperados y ven cómo esta tercera ola les está sobrepasando.

"Estamos como en abril o peor. No hemos tenido respiro durante todo el año. Hemos tenido que derivar pacientes infartados a planta para que los trate cardiología para hacer sitio en la UCI a los enfermos de Covid", denuncia la doctora Mónica Díaz que trabaja en la unidad de Críticos del Hospital General de Alicante. "Ahora prácticamente no hay ingresos de otras patologías", critica.

Así, los sanitarios denuncian que ya no quedan camas en algunos sitios por la ocupación masiva y que deben recolocar a pacientes en otras zonas del hospital. "La gente debería tener miedo a contagiarse y no poder ser atendida. La edad media de ingresos en la UCI ha disminuido. En la primera ola era de 65 a 70 años, ahora de 60. Tenemos pacientes de 35. Vemos una incidencia en pacientes más jóvenes y con mayor gravedad", reconoce. 

España registra más de 25.400 nuevos casos de coronavirus y la incidencia acumulada se dispara a 350

Toda España está ya en la tercera ola

Y esta situación no sólo está afectando a la Comunidad Valenciana, donde la provincia de Alicante está sufriendo con dureza el incremento de casos. Y es que el resto de regiones de España también están en una situación cada vez más comprometida. 

La tercera ola de contagios de coronavirus ya se comienza a notar en los hospitales que, en varias comunidades, rozan, en ciertos puntos, la saturación. Así, más del 30% de las camas UCI de los hospitales de Baleares, Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla-La Mancha, Madrid y La Rioja están ocupadas por pacientes COVID y se estima que, con la actual subida de casos generalizada –que se debe, en parte, a las reuniones navideñas–, se incremente más la ocupación hospitalaria en éstas y otras regiones.  

Pero lo peor está todavía por llegar, puesto que los efectos de las restricciones aplicadas en enero no comenzarán a notarse hasta pasados 15 o 20 días, según expertos consultados por 65Ymás. Y no está garantizado que esta vez los confinamientos perimetrales y cierres parciales sean efectivos para impedir un colapso hospitalario, puesto que el punto de partida de esta ola es distinto al de la segunda. 

Con todo, matizan los expertos, si los plazos del proceso de vacunación​ se cumplen, se podría, al menos, reducir el impacto de la pandemia en las residencias de mayores, lo que disminuiría la presión sobre el sistema de salud. Sin embargo, los usuarios de estos centros no estarán del todo protegidos hasta que no reciban la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, como ha quedado demostrado en varios brotes registrados en centros sociosanitarios de Galicia, Andalucía y Baleares. 

"La tercera ola parece que va a ser, probablemente, como la primera y, seguramente, la peor de todas, por los datos que estamos viendo. En el momento que aumenta el número de contagios, nosotros lo notamos entre 5 y 15 días después en Urgencias. Ahora, rondamos una incidencia de más de 500 a 14 días y estamos creciendo", avisa el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (@SEMES_), Tato Vázquez. 

Por el momento, prosigue, la situación es crítica en muchos puntos de Baleares, Valencia, Cataluña y las Castillas, pero, añade, también se puede descontrolar en otras zonas del país. "La ocupación es alta y los servicios de urgencias están muy llenos. Normalmente, el porcentaje de pacientes COVID debe ser del 10%, pero ahora sobrepasa el 25", denuncia. 

Sobre el autor:

65ymás

… saber más sobre el autor