Salud

¿Sufres sequedad en la boca?: estas pueden ser las causas

Manuela Martín

Sábado 17 de octubre de 2020

2 minutos

¿Sufres sequedad en la boca?: estas pueden ser las causas

¿Te cuesta tragar? ¿notas tu saliva más densa de lo habitual? ¿tienes problemas para saborear los alimentos? Puede ser que estos síntomas estén asociados a un problema de sequedad en la boca. La xerostomía o sequedad bucal, se produce cuando las glándulas salivales de la boca no producen suficiente saliva como para mantener la boca húmeda. En ocasiones, este trastorno puede deberse al consumo de ciertos medicamentos, al envejecimiento o a malos hábitos higiénicos en el cuidado de la boca.

Todos, alguna vez, hemos sentido la boca seca, especialmente si hemos estado nerviosos, molestos o muy tensos. Sin embargo, si se trata de algo habitual puede deberse a un problema de sequedad bucal e incluso puede acarrearnos otros problemas de salud e incluso avisarnos de la existencia de otra afección. Por ello, es un tema que debemos abordar con profesionales.

La saliva es necesaria para muchas más cosas de las que nos imaginamos, desde ayudarnos a masticar, saborear, tragar o hablar, hasta prevenir caries al ayudarnos a neutraliza los ácidos producidos por las bacterias y eliminar las partículas de comida.

Consejos para prevenir el síndrome de la boca seca en personas mayores

 

Las personas que sufren esta enfermedad, además del malestar a la hora de comer, también suelen notar mal aliento, dolor de garganta, cambios en el sentido del gusto, problemas para utilizar dentaduras postizas o agrietamiento en los labios, entre otras.

La sequedad en la boca está asociada también a otros problemas dentales como candidiasis o enfermedades gingivales entre otras, con lo que recomendamos una visita al dentista en caso de notar sequedad en la boca.

La xerostomía puede ser provocada por algunos tratamientos como los que luchan contra el cáncer, o ciertos medicamentos como antidepresivos o analgésicos. La sequedad en la boca puede indicarnos problemas de infección bucal, deshidratación o diabetes.

Entre los consejos que podemos darte para generar saliva estarían chupar un caramelo o masticar un chicle, eso sí, preferiblemente que sean sin azúcar. Pero además te recomendamos utilizar un cepillo de cerdas blandas e hilo dental, enjuagarnos la boca con sal y bicarbonato de sodio varias veces al día.

Además, beba agua con frecuencia, evite las bebidas que contengan alcohol, tome alimentos blandos y húmedos, evite los alimentos ácidos y las bebidas azucaradas.

Roncar y respirar por la boca también pueden contribuir a la sequedad de la boca.

Si con estos consejos sigue sin notar mucha mejora, lo recomendable siempre es una visita al médico o al dentista, quienes incluso podrían recetarle un medicamento para el aumento de la producción de saliva.  

0

No hay comentarios ¿Te animas?