Salud

Vitamina D, ¿cuál es su relación con el cuidado de la piel?

Ignacio Casanueva

Jueves 2 de julio de 2020

2 minutos

Además del sol, esta vitamina se encuentra en pescados azules, setas, levadura o la yema del huevo

Vitamina D y la piel: cómo se relacionan

La vitamina D es un componente que nuestro cuerpo puede sintetizar de forma autónoma, así como recibirlo de forma externa, es decir, por medio de alimentos. Esta vitamina es esencial para poder absorber el calcio y el fósforo, elementos imprescindibles con los que nos aseguramos una buena salud de nuestros huesos y de los dientes. Y es que según parece la vitamina D es la única hormona conocida capaz de estimular adecuadamente las proteínas implicadas en la absorción intestinal del calcio.  Uno de los mayores beneficios que trae esta vitamina está asociada a la reducción del riesgo de fracturas y caídas. Pero no es el único ya que tiene una incidencia positiva en la salud cardiovascular, la fertilidad, en el transcurso del embarazo, algunas patologías nerviosas e incluso como complemento a algunos tratamientos de cáncer.

Esta vitamina está estrechamente relacionada con el mayor órgano que tenemos: la piel. El motivo es que es la piel donde se produce el proceso de síntesis de la vitamina D. Esta relación tan estrecha ha hecho que las investigaciones comiencen a ver el efecto que tiene este componente en el tratamiento de algunas enfermedades dermatológicas como la rosácea, la psoriasis, el acné, la alopecia, el vitíligo o la dermatitis atópica. Y es que los pacientes de estas enfermedades, si tienen falta o deficiencia de Vitamina D, tienden a tener cuadros más severos o empeoramiento de la enfermedad respeto a los que tienen un nivel normal.

Una forma de sintetizar esta vitamina es la exposición solar moderada. No es necesario broncearse de forma intensiva y mucho menos quemarse. Basta con que nos dé el sol unos 10 o 15 minutos cada día. Frente a ella, como ya hemos apuntado, está la ingesta de alimentos que ya la contengan de manera natural. Por ejemplo lo podemos encontrar es en los pescados azules como atún, salmón o sardina, en el hígado, setas, levadura, la yema del huevo o los quesos. Además del queso, muchos lácteos, margarinas o bebidas vegetales están enriquecidas con esta vitamina.

bigstock Food With Vitamin D A Set Of  368443660

SUPLEMENTOS

A pesar de tener el sol y varios de estos alimentos al alcance, son muchas las personas que tienen que tomar suplementos de vitamina D al no llegar a los niveles básicos. No obstante, es necesario consultar con un especialista antes de empezar a tomar cualquier suplemento nutricional o preparado vitamínico; ya que pasar de un punto al extremo (el exceso) puede ser perjudicial.

Sabremos que tenemos un exceso de esta vitamina por sus síntomas como: náuseas, vómitos, falta de apetito, estreñimiento, debilidad y pérdida de peso.

0

No hay comentarios ¿Te animas?