Sociedad

El sector de la Dependencia estima que hay unas 15.000 personas esperando entrar en una residencia

65ymás

Lunes 25 de mayo de 2020

3 minutos

Saluda que se retomen las visitas en residencias de mayores libres de COVID-19

Defensor del Pueblo pide una "revisión profunda" del sistema de residencias de mayores

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE) y la Federación Empresarial de la Dependencia dan la bienvenida a que se retomen las visitas a mayores en los territorios que este lunes 25, que podrán ser reguladas por las comunidades autónomas como estimen oportuno, sin limitarse a centros libres de Covid-19, un residente por familiar o con cita previa, tras las modificaciones introducidas este sábado 23 de mayo por el ministerio de Sanidad. Además, las autonomías podrán regular los paseos de los residentes.

El secretario general de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), Jesús Cubero, califica de "una medida adecuada" el comienzo de visitas en la fase 2 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

"Consideramos que, con todos los medios de protección adecuados para los trabajadores, los residentes y para sus familias, debemos comenzar cuanto antes a retomar la normalidad en el funcionamiento de los centros", asegura Cubero en declaraciones a Europa Press.

No obstante, insiste en que "el primer paso a dar" es el desconfinamiento de los mayores que permanecían en sus habitaciones. "Hay que facilitarles que vayan retomando su vida cotidiana dentro de los centros, el contacto con el resto de mayores, con todas las cuidadoras, con el personal sanitario, que visiten las zonas comunes, y poner freno a ese deterioro cognitivo que hubiera podido darse", manifiesta.

Residencias de mayores

Nuevos residentes

A su juicio, el siguiente paso es autorizar las visitas en casos de final de vida, así como los ingresos de nuevos residentes en los centros, "ya que actualmente hay aproximadamente 15.000 personas esperando entrar en una residencia".

"Cuando una persona mayor va a una residencia es porque realmente necesita ese recurso y no podemos seguir privando a los mayores de esa atención especializada que necesitan", afirma Cubero, para después añadir que "es importante recordar que tan sólo el 10% de los centros en España han tenido casos de contagio por coronavirus".

Recuperar el deterioro cognitivo 

En este sentido, considera que "hay que actuar con sentido común" y poder ofrecer a los mayores los servicios y la atención que necesitan. Así, opina que las visitas de los familiares son "otro de los puntos fundamentales para recuperar el deterioro cognitivo y funcional" de los mayores.

"Hay que compensar el impacto a nivel psicosocial que ha supuesto este aislamiento tanto para los residentes como para los familiares", defiende el secretario general de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia.

Por su parte, el presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED), Ignacio Fernández-Cid, ve "estupendamente" y "fantástico" que se retomen las visitas de seres queridos en los centros porque "bastante han sufrido como para no recuperar sus vidas".

"Estamos encantados de que se normalice la situación", afirma Fernández-Cid, al tiempo que avisa de que será "un proceso muy difícil" por el que habrá que pasar "obligatoriamente". "Somos personas. No es tan fácil controlar nuestras emociones", apostilla.

No obstante, Fernández-Cid se pregunta cuál es la propuesta de las autoridades para aquellos centros que tiene casos de coronavirus entre sus residentes. De este modo, critica en declaraciones a Europa Press que "lejos de haber un plan específico" para el sector residencial, siguen "en las mismas".

En concreto, el presidente de la FED denuncia que se están realizando "cinco o seis PCR" entre los residentes y que los hospitales remiten a las mutuas cuando se trata de realizar pruebas a los profesionales. "¿De qué sirve pasar las PCR a todos los residentes si no se pasan al personas?", cuestiona.

"Seguimos igual", asegura Fernández-Cid, quien niega que se estén realizando pruebas diagnósticas "masivamente" en las residencias de mayores. "¿Qué tiene que pasar para que nos presten la atención debida?", se plantea el presidente de la FED que sostiene que desde el inicio de la crisis sanitaria han fallecido unas 20.000 personas usuarias de residencias de mayores en toda España.

En este contexto, reclama de las autoridades sanitarias y políticas "un trato muy especial" porque las personas que atiende el sector "son vulnerables y especiales". "Tenemos la sensación de estar predicando en el desierto", subraya.

Finalmente, reclama dejar fuera de "la contienda política" a las personas mayores dependientes y solicita a Sanidad que tenga en cuenta al sector a la hora de abordar la problemática que sufren. "El mundo de los mayores y residencias es un completo desconocido para Sanidad. Háganos un poco de caso", concluye.

0

No hay comentarios ¿Te animas?