Sociedad

Los abuelos también vuelven al cole: "La clave es sentirse útil y no utilizado"

María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 7 de septiembre de 2021

6 minutos

Los expertos llaman a "no bajar la guardia" en el cuidado de los nietos porque la pandemia sigue ahí

Los abuelos también vuelven al cole: "La clave es sentirse útil y no utilizado"
María Bonillo

Foto: Bigstock

Martes 7 de septiembre de 2021

6 minutos

Los abuelos y abuelas son clave en la conciliación familiar, esenciales en el cuidado de los nietos para que los padres puedan realizar su jornada laboral. Las familias recurren a ellos para el cuidado de sus hijos, ayudan en tareas como la comida, el aseo, la vestimenta, pasando con los más pequeños el tiempo libre e incluso llevándolos y recogiéndolos del colegio. También se suele recurrir a ellos durante los días no lectivos, así como cuando los menores se ponen enfermos. Y esta tarea ya no solo recae en la población femenina (abuelas), sino que "el cambio cultural se está produciendo, también, en este colectivo", señala Mar Aguilera, directora de la Fundación Alares, a 65Ymás.

Hoy en día, los abuelos y las abuelas continúan representado en un gran porcentaje dentro de las familias (71,25%)​, el rol de la persona cuidadora de los menores para facilitar la conciliación laboral y familiar a sus descendientes, según revela el informe de la Fundación Alares. La realidad social, según señala Mar Aguilera, es que "las personas mayores que no precisan de cuidados en primera persona son el colectivo que cuida de otras personas dependientes o de sus nietas/os, aunque sea de forma temporal o esporádica".

“Al final, la figura de los abuelos es algo que, de alguna manera, suple la falta de herramientas de conciliación que tenemos”, coincide Leticia Cardenal, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA).

Sin embargo, la pandemia del coronavirus provocó que el porcentaje de abuelos y abuelas que se ocupaba de estas tareas con sus nietos se redujera considerablemente.

Ahora con la vuelta al cole, el regreso a la presencialidad en muchos trabajos y una gran parte de la población vacunada, ¿qué podemos esperar que vaya a suceder con el papel de los abuelos y abuelas?

El 71% de las familias recurren a los abuelos para el cuidado de sus menores. Foto: Europa Press

Con los abuelos, pero con cuidado

La población mayor de 65 años ya está vacunada, un rango de edad en el que se encuentra la mayoría de abuelos y abuelas, a los que se les privó de muchas cosas durante la pandemia, entre ellas el cariño de sus nietos.

Pasar tiempo con ellos “siempre es beneficioso”, afirma el presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), Juan Manuel Martínez, a 65Ymás, siempre y cuando ese disfrute con los nietos no se convierta en una obligación y no se produzca una sobrecarga de tareas. Esto suele ocurrir cuando se pasa del cuidado voluntario puntual a la obligación permanente, donde se sienten atados a jornadas laborales a la fuerza, olvidándose de su propia vida para dedicarse a sus hijos y nietos. Esa sobrecarga no es nada positiva para ellos y ellas, pudiendo agravar sus problemas de salud o también dando lugar a otros nuevos, como el estrés y la ansiedad, por ejemplo.

La clave es sentirse útil y no utilizado. Es decir, que la sensación de querer llevar a los nietos al colegio parta de los mismos abuelos, que no sea una obligación que tengan que hacer sino un sentimiento de que apetezca hacerlo”, añade.

Si se hace bien, está relación entre abuelos y nietos no es solo beneficiosa para los primeros; el amor es mutuo. Ver a los abuelos, pasar tiempo con ellos y besarles y abrazarles es uno de los motivos de mayor felicidad para los más pequeños.

Pero aunque muchos ya han retomado el contacto con los nietos en gran medida, y se prevé que esta situación aumente debido a la vuelta a la presencialidad en muchos trabajos, no significa que el riesgo al contagio haya desaparecido por completo. A pesar del elevado porcentaje de población vacunada, estamos viendo que no es suficiente con las nuevas variantes, que obligan a no relajarse. 

“Yo creo que aumentará un poco, pero no mucho, el número de abuelos que cuidarán de sus nietos, porque la pandemia sigue”, señala Juan Manuel Martínez. Los nuevos datos en las residencias preocupan, donde se está viendo que incluso personas ya vacunadas están volviendo a contagiarse. “Se está viendo que la vacuna no protege al 100%", apunta.

La relación que se tiene actualmente con los nietos es mucho más cercana ahora que los mayores están vacunados, pero todavía se mantiene la precaución. “Las personas mayores estamos ahora con una mayor libertad de hacer cosas al estar vacunados, y una de ellas puede ser el estar acompañando a tus nietos o llevarles al colegio”, afirma el presidente de CEOMA. “Va a ser bueno y va a permitir una mayor facilidad en la relación intergeneracional (abuelos, hijos y nietos)”.

El síndrome de las abuelas esclavas

"Los abuelos seguiremos haciendo lo que hemos hecho toda la vida"

Para los mayores "es importante sentirse útiles, poder transmitir sus historias personales, sus experiencias, sus anécdotas…, dejando de lado la sensación de soledad y mejorando su rendimiento cognitivo. Esta actividad, si es bien gestionada, aporta beneficios saludables tales como una mayor actividad física y mental", señala Mar Aguilera.

Pero los riesgos que aún están presentes por la actual pandemia no deben pasarse por alto tampoco. “Los abuelos estarán encantados de estar con sus nietos, pero el estar vacunados no quiere decir que estemos libres del virus, así que no hay que bajar la guardia”, advierte Leticia Cardenal.

Esta vuelta al cole, las familias volverán a sus rutinas y los hijos y los nietos seguirán necesitando a los abuelos en su día a día, porque resultan imprescindibles. “No podemos anteponer el miedo a contagiarnos a la necesidad de los nietos”, señala el presidente de Abuespa (Asociación de Abuelas y Abuelos de España), Francisco Muñoz.

Los mayores han demostrado, no una sino muchas veces, y lo siguen demostrando, que siempre están ahí cuando se les necesita. Por eso, considera que "los abuelos van a seguir haciendo lo que han hecho toda la vida, que es ayudar a los nietos”, finaliza Francisco.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor