Sociedad

Alimentos que funcionan como medicamentos: una forma de tratar enfermedades como el cáncer

María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 4 de noviembre de 2021

4 minutos

Según un estudio, ciertos nutrientes tendrían los mismos efectos que algunos fármacos

Alimentos que funcionan como medicamentos: una forma de tratar enfermedades como el cáncer. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Jueves 4 de noviembre de 2021

4 minutos

Actualmente, es evidente que la nutrición es mucho más que una simple fuente de energía y alimento. La dieta es parte fundamental de nuestra salud, y en algunas ocasiones, ciertos alimentos resultan tan útiles como determinados fármacos. Esa es la conclusión a la que han llegado unos investigadores de la Universidad de Ultrecht (Países Bajos), que han analizado cómo algunos receptores farmacológicos pueden activarse mediante componentes nutricionales y sus metabolitos

Los investigadores destacan en el estudio, publicado en Pharmacological Reviewsque los componentes nutricionales como las vitaminas, las fibras y los ácidos grasos insaturados pueden llegar a tratar la inflamación. A su vez, los ácidos grasos saturados presentan también efectos proinflamatorios. De esta forma, las conclusiones del estudio podrían ayudar a los responsables de la toma de decisiones y a los científicos a desarrollar estrategias para reducir la incidencia de enfermedades no transmisibles.

Hasta ahora no se conocía cómo estos componentes producían determinados beneficios, esa es la base de la que partían Marthe T.van Daal, Gert Folkerts, Johan Garssen y Saskia Braber, investigadores del estudio, para averiguar qué mecanismos estaban involucrados a nivel celular en la actividad saludable

Destacan que una dieta occidental (caracterizada por altas cantidades de ácidos grasos saturados y bajas cantidades de fibra, frutas y verduras) se asocia con un mayor riesgo de enfermedades no transmisibles, mientras que una dieta mediterránea (rica en fibra, frutas y verduras frescas y baja en ácidos grasos saturados) está relacionada con un menor riesgo de padecer estas enfermedades.

 

Hipertensión: ¿Qué dieta debo seguir si tengo la tensión alta?

Nutrientes capaces de producir diferentes reacciones

En este caso, los investigadores revisaron más de 200 estudios con el objetivo de averiguar cómo ciertos nutrientes tenían efectos similares a los de algunos fármacos, a nivel celular. Para ello, se enfocaron en aquellos nutrientes capaces de unirse a céluas y provocar efectos en el sistema inmunológico, como inflamaciones o reacciones alérgicas. 

Los investigadores averiguaron que los receptores celulares resultaban clave, ya que tanto los fármacos como los nutrientes se unían a las células de formas similares usando estos receptores. En consecuencia, las respuestas que desencadenaban eran similares también. 

La dieta es un factor clave en las principales enfermedades no transmisibles (cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias crónicas), y en este sentido, los investigadores analizaron la inflamación, ya que las respuestas inflamatorias parecían estar involucradas en la mayoría de estas enfermedades. 

Como resultado, los autores del estudio realizaron una lista de quince tipos de receptores celulares y de los nutrientes capaces de unirse a ellos. Entre ellos se encuentran los ácidos grasos saturados o la fibra, nutrientes capaces de producir reacciones proinflamatorias o antiinflamatorias, respectivamente. 

 

dieta rica en fibra

Dietas personalizadas

Los resultados de este estudio "resultarán de gran utilidad para farmacólogos, profesionales de la salud e investigadores que tienen como objetivo encontrar soluciones para las enfermedades no transmisibles", explican los autores del estudio, así como poder realizar dietas personalizadas, mucho más específicas que los patrones alimentarios actuales. Esto significa la posibilidad de pautar alimentos con nutrientes específicos para combatir la inflamación propia de la enfermedad en cuestión.

De esta forma, se podrán tratar, prevenir y retrasar estas enfermedades de forma exitosa a través de la combinación de medicamentos y componentes nutricionales, y así aumentar la eficacia y reducir los efectos adversos. Estos hallazgos conseguirán que la farmacología y la nutrición "se acerquen entre sí tanto en la ciencia como en la clínica". Cada vez es más evidente que los alimentos tienen efectos medicinales específicos y que la nutrición personalizada es una buena estrategia para mejorar la salud. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor