Sociedad

¿Triangular, ovalada, redonda o rectangular? Así vas a envejecer según la forma de tu cara

María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 1 de abril de 2022

24 minutos

La facialista Yvette Pons revela en sus redes cómo envejece cada forma de rostro

¿Triangular, ovalada, redonda o rectangular? Así vas a envejecer según la forma de tu cara. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Viernes 1 de abril de 2022

24 minutos

El rostro puede tener distintas formas: triangular o alargado, ovalado, redondo y cuadrado o rectangular. Y esa forma de la cara determinará cómo envejecemos, ya que a cada una le corresponde un tipo de metabolismo. Aunque no podemos hablar de una única forma exacta, sí que en cada rostro predomina una forma u otra. 

Así lo explica la facialista Yvette Pons, terapeuta con 32 años de profesión y 1er Premio Nacional al mejor facial 2019 y 2022, que da las claves de cada tipo de rostro, las características que lo definen y la forma en la que envejece, ya que, al igual que cada uno tenemos una estructura diferente, también envejecemos de formas diferentes. 

Rostro alargado o triangular

Aquellos que tienen una estructura facial triangular o alargada, con facciones estrechas y pequeñas, son personas que se caracterizan por tener "poco pómulo y poca musculatura", explica Yvette. En estos casos, la piel se va volviendo más delgada con los años. 

Este tipo de estructuras tienen que ver con el sistema nervioso. "Sois personas muy nerviosas y eso significa que, a nivel interno, todo funciona de una forma más acelerada", es decir, "lo metabolizáis todo muy deprisa". 

Según la experta, esto supone unas estructuras "poco abastecidas". Por esta razón, el cráneo de estas personas "se va encogiendo" conforme van envejeciendo. La estructura ósea también será más pequeña, y destacarán por "piel más delgada, más líneas de expresión dinámicas y más líneas de expresión estáticas". Esto significa que las personas con este tipo de estructura facial tienen más tendencia a un "envejecimiento prematuro por delgadez de piel, por una musculatura muy tensionada por vuestro sistema nervioso y una estructura ósea más encogida de la cuenta".

El consejo de Yvette en este caso es tener una buena hidratación, nutrir la piel si es necesario, ayudar a oxigenar las células y trabajar la musculatura, con masajes por ejemplo.

 

Rostro ovalado

Este tipo de rostros se caracterizan por "pómulos muy desarrollados, prominentes y muy bonitos; labios carnosos, gruesos y rosados; ojos rasgados o muy abiertos; y un color de piel rosado o rojizo". Esto se debe al funcionamiento interno del cuerpo, que se define por un sistema arterial "más activo de lo normal". "Por eso sois personas que tenéis todas estas estructuras tan desarrolladas, no solo en el rostro, también en el cuerpo". 

Estas personas destacan además por tener una piel que se deshidrata con mayor facilidad, con un sistema linfático sobrecargado, "por eso sois personas que tenéis tendencia a la retención de líquidos, corporal y facial". Cuando a nivel facial no hay una buena eliminación de líquidos, provoca unos tejidos más duros. 

Estas personas tienen un tipo de envejecimiento que Yvette denomina "de flacidez", debido a la retención de agua y, a veces, también de grasa. En este caso, "muy difícilmente os veréis arrugas, pero sí empezaréis a tener descolgamientos, empezará a haber hinchazón en las mejillas, parecerá que haya más rictus de lo que hay en realidad y aparecerán bolsas en los ojos". 

Algunos de los consejos que da la experta en este caso son drenarse mucho, vigilar la alimentación y el sobrepeso, hidratarse, aplicar cosméticos que refuercen los capilares, controlar el PH o aplicar tratamientos reafirmantes.

 

Rostro redondo

Los rostros redondos suelen corresponder, según explica Yvette, a personas "muy tranquilas" que nacen con un "sistema vascular muy lento", lo cual conlleva un "metabolismo muy lento". "Esto se traduce en colores de piel muy blancos, que se queman con mucha facilidad", y una temperatura "más bien fría". Lo cual significa que estas personas, con los años, engordan con facilidad

A nivel facial de envejecimiento, estas personas se caracterizan por la flacidez. La parte buena, según señala la experta, es que "no tenéis arrugas"

A nivel de cuidados, lo más importante es la alimentación y el ejercicio, aunque también se puede recurrir a drenajes linfáticos, una buena rutina de cosmética y tratamientos reafirmantes.

 

Rostro cuadrado o rectangular

Este tipo de rostros suelen corresponder a pieles que tienen un color "más bien amarillo o verdosograsas, con tendencia a la intoxicación, puntos negros, acné, falta de oxigenación y de luminosidad". "También sois personas que os bronceáis con facilidad, pero también os hiperpigmentáis con facilidad, por lo que con los años podéis llegar a tener ojeritas más oscuras". 

En cuanto al envejecimiento, "tenéis muy buena base muscular, pero vuestra piel pierde el colágeno muy fácilmente y se va despegando de la musculatura". Es decir, estas personas mantendrán una buena base muscular, pero tendrán envejecimiento de piel. Según Yvette, "esto está provocado por vuestro estrés". 

La solución es "controlar el estrés", ya que "es el principal enemigo de vuestro envejecimiento de piel, de vuestra flacidez y de vuestras líneas dinámicas". También aconseja tratamientos reafirmantes y controlar la alimentación.

 

 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor