Cuídate

¿Qué tipo de cejas es el que más te favorece según la forma de tu rostro?

Mariola Báez

Foto: Bigstock

Viernes 7 de junio de 2019

2 minutos

Tenlo en cuenta a la hora de depilarlas o maquillarlas para sacarles máximo partido

Forma de las cejas

Aunque en ocasiones reparemos poco en ellas, las cejas son un elemento importante en el conjunto del rostro. No solo enmarcan nuestros ojos, sino también la propia mirada y hasta la expresión. Cumplir años no es excusa para descuidar las cejas. Cepillarlas a diario y hacer que mantengan un bonito diseño es estéticamente importante.

¿Qué forma de cejas es la que mejor te sienta?

Rectas, redondeadas, con el ángulo central marcado… la manera en la que quieres que luzcan tus cejas es una cuestión personal, pero es cierto, como explican expertos en técnicas de visagismo, que un diseño apropiado siempre favorece y puede proporcionar un interesante efecto rejuvenecedor.

El secreto para elegir su forma idónea está en tener en cuenta dos detalles básicos: el óvalo facial y las características específicas de los ojos (tamaño, separación entre ellos, “saltones”…). Según sea el contorno de tu cara, hay unas cejas para ti y solo hace falta coger las pinzas teniendo en cuenta algunas nociones de visagismo para principiantes:

  • Si tienes la suerte de tener un rostro ovalado, prácticamente cualquier diseño de cejas  te va a quedar bien. En este caso, lo ideal es que respetes al máximo su forma natural, eliminando únicamente el exceso de vello.
  • En caso de tener mandíbula prominente y una facciones más bien cuadradas, “elevar” ligeramente tus cejas te ayudará a suavizar las líneas de expresión y la imagen de conjunto. Un buen truco es depilarlas marcando ligeramente el ángulo central, mientras las dejas algo más gruesas en la zona de inicio y las vas afinando a medida que se acercan al borde externo del ojo.
  • El mismo diseño puede resultar favorecedor para un rostro redondeado, pero, en este caso, lo ideal esacentuar ese ángulo central, para lograr que luzca, visualmente, más fino.
  • Para un óvalo facial alargado, debes buscar justo el efecto contrario, es decir, dejar las cejas con la mínima elevación, intentando que creen una línea horizontal que rompa la verticalidad que presenta la cara.
  • Respecto al llamado rostro de corazón o de diamante, destacan en él las facciones angulosas, generalmente con pómulos prominentes. Lo que mejor le va, a la hora de suavizar esos ángulos, son unas cejas naturales, basadas en líneas suaves y redondeadas.

En cuanto a los ojos, recuerda que si los tienes bastante separados, debes depilar lo mínimo posible la zona del entrecejo. En cambio, si están muy juntos, puedes incrementar visualmente la distancia entre ellos eliminando pelo “extra” del nacimiento de la ceja. Si los tuyos son “saltones”, unas cejas pobladas te ayudarán a que destaquen menos y si los tienes pequeños, llevarlas finas es la manera de darles mayor protagonismo.

0

No hay comentarios ¿Te animas?