Asociaciones de mayores

18 medidas de UDP Madrid para resolver "los problemas asistenciales crónicos de la Comunidad"

65ymás

Viernes 26 de junio de 2020

3 minutos

Documento de la Asociación provincial de mayores y pensionistas UDP Madrid

Un juez decreta que Madrid no denegó auxilio a una residencia al no derivarse mayores a hospitales
65ymás

Viernes 26 de junio de 2020

3 minutos

La Asociación provincial de mayores y pensionistas UDP Madrid han hecho público el documento sobre "la aproximación al estudio de los servicios de cuidados a las Personas Mayores en Madrid, como marco para la redacción de las propuestas de intervención".

En el documento de UDP Madrid pone de manifiesto como la experiencia vivida con la pandemia del COVID-19 en Madrid "ha evidenciado unos problemas asistenciales crónicos en nuestra Comunidad, que han tenido dramáticas consecuencias para las Personas Mayores".

Consideran que en la provisión y gestión de los servicios, "asistimos a una ausencia total de coordinación, incluso en ocasiones enfrentamiento, entre las administraciones públicas, locales y regionales y entre los propios servicios". Asimismo, la estructuración y la concepción del propio sistema de salud o de la atención residencial, "se somete a criterios casi exclusivamente mercantilistas".

Su evaluación y análisis está "totalmente politizado" y finalmente "no podemos dejar de observar el más absoluto desprecio hacia sus profesionales y usuarios, sobre todo en el sistema sanitario, ignorando su opinión y excluyéndolos de su organización, planificación y evaluación, dando lugar además esto último a una escasísima o inoperante, cuando existe, planificación de los servicios". 

315 mayores dejan las residencias públicas y concertadas de Madrid desde el inicio de la pandemia

 

Las pocas medidas existentes de prevención ante la pandemia "solo se adoptaron desde el Sistema de Salud ignorando los recursos sociales que podían utilizarse aparte de para alertar, para proteger a la población directamente asistida desde estos servicios como fueron los receptores de asistencia domiciliaria, las personas institucionalizadas en residencias de mayores y los usuarios de centros sociales".

Durante la crisis el vecindario, la ciudadanía, sus redes de apoyo mutuo y asociaciones, han dado "una lección de civismo y compromiso hacia el prójimo que no podemos ni debemos olvidar y que desde aquí nos orgullecemos y queremos resaltar".

De esa manera, UDP Madrid considera que es el momento oportuno para resolver los problemas asistenciales que "nos afectan abordándolos de raíz, con compromiso y trasparencia, para lo que es necesaria la implicación de toda la ciudadanía, profesionales, usuarios, administraciones y asociaciones superando las barreras competenciales existentes en nuestra región". Y proponen una serie de medidas:

  1. Iniciar de inmediato desde todas las administraciones las acciones necesarias para proceder a una adecuada coordinación de los servicios sociosanitarios.
     
  2.  Organizar esta coordinación desde los barrios o distritos de la ciudad.
     
  3. Incorporar a la planificación y organización de los servicios sociosanitarios a sus profesionales favoreciendo su trabajo en equipo.

  4. Tener en cuenta, tanto como recurso como decisorias, las redes comunitarias, vecinales y asociativas.
     
  5. Dotar a los barrios o distritos de los equipamientos adecuados para la organización de los servicios y favorecer la permanencia de las Personas Mayores en su propio hogar o barrio.
     
  6. Ofrecer ayudas para la adaptación de la accesibilidad y confort de las viviendas a las necesidades de las Personas Mayores.
     
  7. Incorporar sistemas de tecnología sanitaria y ayuda domótica a las casas de las Personas Mayores vulnerables o en riesgo de soledad.
     
  8. Desarrollar nuevas alternativas residenciales como son los Apartamentos de Mayores, Comunidades de Cuidados Compartidos o residencias de proximidad.
     
  9. Reemplazar progresivamente las macroresidencias por alternativas y centros residenciales de proximidad.
     
  10. Facilitar y exigir la participación de las Personas Mayores y/o de las familias en la gestión o control de las residencias y de los servicios a ellas destinados.
     
  11. Garantizar una oferta suficiente de cuidadores y facilitar su comunicación y formación.
     
  12. Desterrar las contrataciones en precario de cuidadores profesionales.
     
  13. Tener en cuenta a todas las personas cuidadoras, profesionales, informales y voluntarias de la comunidad en el sistema asistencial, entrevistándolas y evaluándolas en su desempeño.
     
  14. Ampliar de forma inmediata las plantillas de profesionales y administrativos.
     
  15. Reforzar las acciones preventivas de riesgos de dependencia, vulnerabilidad y enfermedad mediante unidades de detección temprana, organizadas en equipos multiprofesionales que impliquen en este objetivo a la comunidad.
     
  16. Asegurar la planificación y la calidad del sistema y de todos los servicios creando unidades públicas independientes de evaluación y supervisión, integradas por sus profesionales, usuarios y familiares.
     
  17. Facilitar en todo momento a profesionales y población en general una información transparente y actualizada.
     
  18. Crear y distribuir un protocolo de medidas específicas, frente a situaciones de desastre o emergencia, para las Personas Mayores.
Escribe tu comentario aquí 0
0

No hay comentarios ¿Te animas?