Asociaciones de mayores

Blas Esteban: "Hay que formarse intelectualmente durante toda la vida"

Antonio Castillejo

Sábado 13 de abril de 2019

10 minutos

Entrevistamos al presidente de CEATE y miembro del Comité Asesor de 65Ymás

Blas Esteban

Blas Esteban nació en Madrid, acaba de cumplir 74 años y los últimos seis los ha pasado como presidente de la Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad (CEATE). Además es miembro de Comité Asesor de 65Ymás. Estudió publicidad y sociología política y después ha seguido formándose toda su vida. Su curiosidad no conoce límites y se ha dedicado a la enseñanza y a organizar proyectos relacionados con este ámbito, a lo que suma ser consultor externo de IFEMA (@feriademadrid), siempre en relación con temas culturales, y también de la EXPO’92. Y es que, como él mismo confiesa “he hecho y hago muchas cosas porque si no me moriría”.

ANTONIO CASTILLEJO.- ¿Cuándo y cómo nace la Confederación Española de Aulas de la Tercera Edad (CEATE)?

BLAS ESTEBAN.- CEATE nace en 1978 con la sacudida democrática española. Eran momentos en los que todo el mundo quería hacer cosas. Desde entonces seguimos con el mismo horizonte de lograr un pueblo cada vez más culto para que sea cada vez más libre. Es una de las asociaciones más antiguas de las que se ocupan de los mayores y posiblemente la única que nació del Ministerio de Cultura  (@culturagob), dentro de la Dirección General de Desarrollo Comunitario. El que fue ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo (@MargalloJm), estaba entonces al frente de estos temas.

A. C.- ¿Cómo llega Blas Esteban a CEATE?

B. E.- Yo conocía al secretario general, José Luis Jordana Laguna, que también trabajaba entonces en el Museo de América, y colaboraba con él en diversos temas que surgían en CEATE hasta que en 2013 fui elegido presidente.

A. C.- ¿Cuáles son los objetivos de la Confederación?

B. E.- Nuestro objetivo es, y siempre ha sido, que la gente mayor participe del aprendizaje y la cultura a lo largo de toda su vida, pero no sólo como espectador y consumidor, sino también como creador.

A. C.- ¿En cuántas comunidades autónomas y provincias tienen presencia?

B. E.- Nuestra entidad está configurada como una Confederación con otras muchas que se ocupan de la problemática de los mayores. Estamos, además de en Madrid, en Vigo, Santiago de Compostela, A Coruña, Padrón, Ourense, Valencia, Alicante, Burgos, Sevilla, Extremadura, Cataluña… en casi toda España. Todas estas entidades son independientes y diariamente entre 30.000 y 50.000 personas mayores acuden a nuestros centros culturales. La gente mayor tiene curiosidad, quiere aprender mucho más de todo. Y también los que no hayan tenido la oportunidad de haber aprendido, pueden hacerlo ahora y pueden reciclarse. Nosotros predicamos el aprendizaje a lo largo de toda la vida tal y como se indica en una directiva europea que aquí se pasa un poco por alto y está perdida en algún lugar del Ministerio de Educación (@educaciongob), en una dirección general de formación de adultos.

A. C.- La sede central de CEATE está en Madrid, ¿han encontrado apoyo en las instituciones locales?

B. E.- En la Comunidad de de Madrid hay cerca de 1,4 millones de mayores y en la ciudad de Madrid casi 700.000. Yo creo que el Ayuntamiento de Madrid (@MADRID) ‏ha dejado a un lado la cultura de los mayores, porque los centros culturales de mayores pertenecen o están gestionados desde cada Junta de Distrito. Nosotros presentamos en su momento un proyecto para dinamizar estos centros uniendo a ellos nuestras sinergias y no tuvimos ninguna respuesta porque, políticamente, parece ser que cada uno quiere su reino de Taifas. Yo trabajé para el Ayuntamiento de Barcelona organizando la creación de la Concejalía de Juventud que se había hecho ya en Madrid, pero fracasó y sigo creyendo que es un error que no exista una concejalía de la juventud y otra dedicada a las personas mayores. Insisto en que solo en Madrid capital hay cerca de 700.000 mayores de 65 años y no tenemos Concejalía de Mayores, estamos, como siempre, perdidos en algún departamento de asistencia sanitaria, cuando somos la única entidad que apuesta por la gente que está sana que, afortunadamente, es muchísima. El envejecimiento activo no es solo hacer ejercicio y llevar una dieta sana, es también formarse intelectualmente durante toda la vida.

A. C.- ¿Cómo se sufraga CEATE?

B. E.- Por desgracia todavía seguimos dependiendo económicamente de las administraciones públicas. Es un problema que yo, personalmente, llevo mal y cuando me hice cargo de la presidencia nos pusimos las pilas para intentar que el mundo empresarial apoyara a nuestra asociación, a nuestra confederación y nuestros proyectos. Es una dura tarea porque vas a una empresa y te encuentras con que están muy preocupados por problemas reales e importantes, que están ahí, como el hambre, la infancia, la inmigración, pero relegan a los mayores al sexto o séptimo puesto de sus prioridades. En cualquier caso, seguimos luchando para conseguir ayuda del mundo empresarial para desarrollar proyectos conjuntos y de hecho colaboramos con el BNP Paribas (@BNPParibas_Com), una empresa francesa, y también desarrollamos con la Fundación Repsol (@FundacionRepsol) un magnífico programa de formación. Fue una pena lo que pasó con la Ley de Mecenazgo, porque estuvo a punto de salir pero se quedó en las puertas.

A. C.- ¿Por qué han elegido el camino de la reivindicación cultural?

B. E.- Nosotros vamos siempre por el camino positivo. No estamos en contra de ninguna entidad de mayores, pero vemos que constantemente se hace hincapié en el tema de las pensiones, la sanidad, las ataduras… y nosotros respetamos estos temas enormemente y vemos la necesidad de abordarlos, pero también pensamos que hay otros vínculos que deben unir a los mayores y el mayor de todos es la cultura y la curiosidad. Si un pueblo es culto, es crítico y no se traga todas las cosas que le cuentan los medios de comunicación, los políticos, etcétera, no se le engaña facilmente. Cuanto más culto es alguien, más crítico es y mayor libertad de criterios tiene. La gente cree que los mayores no nos enteramos de nada, pero nos enteramos de todo y nos interesa todo.

A. C.- ¿Cómo surge este voluntariado?

B. E.- El voluntariado cultural nació hace 25 años a raíz de un premio europeo a las buenas prácticas con los mayores. Se presentó un proyecto a la Unión Europea y esta aportó un millón de, entonces, ecus. José Luis Jordana Laguna puso en marcha este programa que tan rotundo éxito tuvo y tiene. Él trabajaba en el Museo de América y veía que los profesores iban con los niños y estos estaban por allí como ovejas descarriadas. Fue entonces cuando se le ocurrió coordinar todo este asunto formando gente en distintos museos de Madrid. Salió en toda la prensa que los mayores se preocupaban por la cultura y por enseñar los museos a los niños y a que disfrutaran de esa visita, de la cultura.

A. C.- ¿Qué resultados está dando este programa de voluntariado?

B. E.- Es un programa que en sus 25 años de vida ya lleva 6 millones de personas que se  han beneficiado de él. El año pasado, sólo en Madrid, donde hay más de 600 voluntarios, hubo 365.000 personas que se beneficiaron de este servicio de voluntariado y de la sabiduría de los mayores. En este programa participan hasta mayores de más de 90 años, aquí no existe la jubilación. Tenemos 1.500 voluntarios mayores de 55 años que diariamente hacen esto en 150 museos y en 90 espacios culturales, desde el Banco de España (@BancoDeEspana)‏ hasta el Círculo de Bellas Artes (@cbamadrid), estamos en todas partes donde haya una relación con la cultura, salvo en el Museo del Prado (@museodelprado)' y en el Thyssen (@museothyssen) que, obviamente, tienen sus guías profesionales, nosotros lo que ofrecemos es una ayuda complementaria a los museos.

A. C.- ¿De alguna forma son la competencia de los guías oficiales?

B. E.- Nosotros no hacemos la competencia a los guías oficiales, nos llaman de los museos a los que una persona o un grupo les ha pedido que sea un voluntario quien se lo enseñe. Si el grupo viene acompañado por un guía oficial o un profesor, son ellos los que hacen su trabajo. No hacemos competencia desleal a nadie.

A. C.- ¿Reciben algún tipo de ayuda para sacar este proyecto adelante?

B. E.- Ha tenido diferentes ayudas del Ministerio de Cultura en su momento y de la Obra Social de Caja Madrid, pero a día de hoy no tiene ningún tipo de apoyo económico. Estamos haciendo encaje de bolillos para que funcione todo esto porque hay que pagar cosas como el seguro o la formación de los voluntarios cuyo trabajo es totalmente altruista en todas sus secciones, porque no sólo van a los museos, también a las residencias de mayores a tratar con ellos temas culturales o mostrarles museos a través de un simple pendrive, y también en ocasiones es la propia residencia la que va al museo. Por esta vía más de 10.000 personas muy mayores han entrado en nuestro programa.

Otra de las secciones es la que tenemos para menores tutelados de la Comunidad de Madrid (@ComunidadMadrid) de 0 a 18 años. Les enseñamos los museos de la mano de un mayor y en muchas ocasiones se han producido momentos entrañables en los que un pequeño le coge la mano al voluntario mayor y no lo suelta en toda la visita. Todas estas acciones han sido premiadas numerosas veces y reconocidas internacionalmente. Ahora estamos intentando dar el salto a Iberoamérica con el proyecto y ya hemos estado en Chile, en Uruguay o en México donde ya tenemos voluntarios.

A. C.- ¿Cómo nace y qué persigue el proyecto Energía Mayor?

B. E.- Energía Mayor es consecuencia de la curiosidad de los mayores. Pensamos que las personas mayores tienen que estar al día de lo que ocurre en el mundo de la ciencia. El hecho de ser mayores no implica que se despreocupen de lo que pasa en el mundo y de hacia donde camina. En los últimos cinco años que llevamos con este proyecto hemos tocado diversos aspectos de la ciencia como el de los nuevos materiales como el grafeno, cuyo mayor experto mundial es un español que da clase en la Universidad de Ciudad Real (@uclm_es). Este año lo dedicamos a las investigaciones científicas sobre el agua con temas como la energía eólica marina, Plocan (@plocan), un laboratorio flotante en Canarias para I+D marina que es un referente mundial, y la existencia de agua en Marte. Para todo ello contamos con la ayuda de la Fundación Repsol en la que por cierto nos dicen que los mayores estamos locos porque nos metemos en una serie de cosas raras, pero la verdad es que nos interesa todo y es una bendita locura. De hecho, ahora estamos trabajando en alumbrar un Club de Ciencia Mayor con un equipo de diez personas que están luchando para sacarlo adelante.

A. C.- ¿Y el Foro España-Japón Mayor?

B. E.- Esto surgió porque tenemos voluntarios cuyos hijos e hijas están casados con japoneses y viven en Japón que, por cierto, es el país más longevo del mundo y nosotros vamos en el mismo camino. Es una aventura que iniciamos hace dos años cuando decidimos acercarnos al mundo japonés. Invitamos a la embajada japonesa (@JapanEmb_Spain) para que nos explicara cómo es su mundo cultural, nos dieron una conferencia y a partir de ahí desarrollamos actividades relacionadas con la cultura, la forma de vida en Japón desde todos los puntos de vista, desde la gastronomía a la tecnología. Incluso un grupo nuestro fue a visitar la universidad de mayores de Kobe y a mantener un encuentro con japoneses mayores estudiantes de español. También hay un proyecto de una de nuestras universidades para traer mayores de Japón y puedan vivir la realidad española para que tengan oportunidad de compararla con la suya, porque ahora mismo Japón está viviendo un terrible problema de mayores sin pensión que se ven avocados a hacer cosas extrañísimas para sobrevivir.

A. C.- Entre los muchos cursos de formación organizados por CEATE nos encontramos con el de preparación para la jubilación …

B. E.- Cuando yo llegué a la presidencia ya se había frenado esto, pero nuestros equipos dieron cerca de 300 cursos de preparación para la jubilación. Iban a empresas o a organismos públicos para explicarles las diferentes opciones que tenían, pero esto era antes de que llegaran las prejubilaciones y los EREs, porque entonces estaba bien visto. Ahora, cuando vas a una empresa y dices que vas a preparar a los trabajadores para la jubilación piensan que les van a echar a la calle de inmediato. Todo esto está parado, pero no por culpa nuestra, sino porque el mundo empresarial no quiere acceder a esta posibilidad. Es una pena, algunas empresas sí se lo están pensando, pero es lo que hay. Reivindicamos que la administración obligue un poco al mundo empresarial, o al menos a sus instituciones, a abordar este tema porque de aquí a diez años el 50% de los funcionarios públicos va a jubilarse puesto que pertenecen a la generación del baby boom y entonces, ¿qué hacemos con todas estas personas?

A. C.- ¿Hay edadismo en España?

B. E.- Hay mucho edadismo en todas partes y en los medios de comunicación también. Es más que difícil ver algún personaje público que de la cara en los medios que sea mayor, creo recordar que sólo están Pedro Piqueras, en los informativos de Telecinco (@informativost5), y Matías Prats en los de Antena3 (@A3Noticias), pero el resto son todos jovencitos, que me parece muy bien siempre que estuvieran acompañados de alguien más maduro. Eso por lo que se refiere a los informativos, en el resto de la programación en general ya ni hablamos. Nosotros tuvimos una discusión en su momento con A3 Media (@A3MEDlA) porque emitieron un programa holandés que denigraba claramente a los mayores. Escribimos al presidente del grupo y nos atendió, estuvimos en A3 Media y nos dijeron que se trataba de un programa que económicamente daba réditos a la empresa, que es privada, pero 'si vosotros traéis un programa que represente vuestro punto de vista y con un patrocinador debajo del brazo, ahora mismo lo ponemos en marcha'.

A. C.- ¿Cuáles son sus proyectos más inminentes?

B. E.- Vamos a convocar el 9 de mayo el Primer Foro de Cultura Mayor, para tratar el tema de la formación y la cultura de las personas mayores y para conocer también lo que opinan las instituciones políticas del mundo cultural de los mayores. Además, se acaba de crear el Consejo de Cultura de Madrid, del que CEATE forma parte y estamos reclamando una mesa exclusiva para la cultura mayor, porque se han creado mesas de artes escénicas, de artes gráficas, de proximidad… y nosotros deberíamos participar en todas las mesas y en ninguna. Es necesario crear una específica para mayores, pero nos dicen que deberíamos aprovechar que se está poniendo en marcha y después ya veremos, pero nosotros vamos a participar en una mesa de trabajo para clarificar todo esto.

0

No hay comentarios ¿Te animas?