Asociaciones de mayores

Rodríguez Castedo: "¿Con qué gente va a dar la banca una atención personalizada a los mayores?"

Pablo Recio

Sábado 21 de mayo de 2022

7 minutos

El presidente de la PMP conversa sobre los diferentes problemas que ocupan y preocupan a los mayores

Rodríguez Castedo: "¿Con qué gente va a dar la banca una atención personalizada a los mayores?"
Pablo Recio

Sábado 21 de mayo de 2022

7 minutos

Ángel Rodríguez Castedo es presidente del movimiento más representativo a nivel estatal  (5.746.000 afiliados) del colectivo mayor: la Plataforma de Mayores y Pensionistas (@PlataformaPMP), una organización fundada por la Unión Democrática de Pensionistas (@MayoresUDP), la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (@CEOMA_ong) y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (@ONCE_oficial), y que es miembro del Comité Asesor de 65YMÁS. Este diario ha conversado con Rodríguez Castedo sobre exclusión financiera, la pospandemia, la falta de accesibilidad de la administración para ciertos trámites y sobre el cambio de modelo de cuidados impulsado por el Gobierno y las comunidades.

P.: Uno de los temas que más preocupan a buena parte de los mayores y que ha acaparado titulares durante semanas es la exclusión financiera y la brecha digital. ¿Cree que el sector ha tomado nota?

R.: La denuncia de Carlos San Juan tuvo un impacto claro en la sociedad y fue muy útil para que las entidades financieras, y de rebote, la administración, las telefónicas, las empresas de luz y gas, etc., tomaran nota.

En PMP, a raíz de esto, nos dimos cuenta de que hacía falta una llamada sistemática y rigurosa a las entidades e instituciones; y es lo que hicimos en febrero y marzo, reuniéndonos con el Ministerio de Economía. Porque ya lo dicen las estadísticas: a partir de los 85 años, estamos ante generaciones que prácticamente dan por perdido su acceso a la tecnología.   

P.: ¿Cómo valora los avances que se han hecho?

R.: Desde entonces, ha habido movimiento y eso hay que reconocerlo. Hay bancos que han contratado a personas que conocían bien tanto el mundo financiero como las acciones que realizan normalmente los mayores. Algunas entidades ya lo han hecho, y otras, dicen que lo van a hacer. Y respecto a la atención humana telefónica parece que hay pruebas que ya se está implementando. Ahora, va ser tan importante la labor de seguimiento como lo fue realizar la propia reivindicación. Y es que se debe atender más adecuadamente a clientes excelentes, como son los mayores, con todos los ahorros en su cuenta, la nómina domiciliada, planes privados de pensiones y otros productos financieros contratados. Eso sí, después de reunirnos con las asociaciones de banca nos queda una duda: ¿Con qué gente van a lograr dar una atención más humana? Han expulsado a tanto personal, que, a veces, uno duda de si van a ser suficientes para cumplir con los protocolos. Por lo cual, estaremos muy atentos de que no se produzca más esa retaíla de expulsión de personal. Ese también sería un indicador de cumplimiento de las promesas. 

Rodríguez Castedo, presidente de PMP

 

P.: ¿Cree que la administración pública, en todo lo que tiene que ver con sus trámites burocráticos, tampoco se ha sabido adaptar a las necesidades de los mayores que sufren la brecha digital?

R.: Deben tener mucha más sensibilidad. Por ejemplo, recientemente ha salido un comunicado de CCOO y CSIF sobre la Seguridad Social en el que nos dan datos de una gran descapitalización de personal. Esto significa que, en el horizonte de una década, se van a jubilar el 40% de las personas que están atendiendo a los ciudadanos y no hay una de reposición tan alta. La especialización que siempre tuvo el personal de la Seguridad Social era reconocida por los mayores y por las propias empresas, pero desde hace unos años, cuando empezaron a descapitalizar las plantillas, se ha quedado corta.

Así que, si nosotros le hemos pedido a las entidades financieras más personal cercano o teléfonos humanos –con la pedagogía suficiente para transmitir información de forma clara y sencilla–, con mayor razón tenemos que demandárselo también a la Seguridad Social. Para la tramitación de la pensión, por ejemplo, antes, se hacía de forma más rápida, pero ahora, se alarga en el tiempo y nos encontramos a mucha gente a la que no le cogen el teléfono o a los que les responde un robot. Además, no sólo es un problema de los mayores, es intergeneracional, puesto que el mundo de la Seguridad Social está muy vinculado al mundo del trabajo.

Algo similar ocurre con la Declaración de la Renta. Todos la hacemos y, algunas veces que hemos tenido que ir, nos encontramos con personas que llegan desesperadas, porque quieren hacerlo bien, pero no se manejan con el móvil o el ordenador. A veces, observas incluso broncas. Las administraciones tienen que tomar conciencia de que se les está demandando también un trato más humano –personalizado–. Deben ser un ejemplo de atención en cosas vitales como la pensión o los trámites posteriores. 

P.: Según las autoridades sanitarias, actualmente nos encontraríamos en una etapa menos aguda de la pandemia, ¿cree que la población mayor comparte que se gripalice la Covid?

R.: Los mayores, si tienen alguna característica, es que cumplen con las indicaciones sanitarias y de los expertos. El sentido mayoritario es la prudencia y el respeto a las decisiones que toman las administraciones. Obviamente, sabemos que somos un objetivo de posible reincidencia, por lo que vamos a ser, yo el primero, prudentes a la hora de abandonar el uso de la mascarilla, en función de edad y características personales o familiares. 

P.: ¿Cuánto hay de prudencia y cuánto de miedo?

R.: Creo que hay que normalizar a las personas mayores, en este tema, y en todos. No tienen comportamientos totalmente distintos a la mayoría. No veo miedos específicos. El mayor sabe que tiene menos defensas que su hijo o nieto, pero normalicemos también este tema. No veo que estén descolocados o tremendamente preocupados. 

P.: ¿Piensa que ciertas medidas pueden ser paternalistas con los mayores o sobreprotectoras?

R.: Como todo en la vida. Hay algo de paternalismo, porque está muy extendido en los poderes públicos, en la familia, etc. ¿Es edadismo? No creo. 

Mayores calle

 

P.: ¿Por qué tarda tanto en llegar el cambio de modelo de residencias que prometió el Gobierno? ¿Qué les parecen las propuestas que se han hecho en las negociaciones?

R.: Ese modelo del que se habla, que está bastante estudiado e implantado en muchos países europeos, es fundamental. Consiste en humanizar la atención, en que los mayores residan en unidades de 8 o 10 con los mismos cuidadores, en crear un clima de proximidad lo más parecido al hogar, en que haya más personal con cualificaciones distintas a las actuales –fisios, terapeutas, psicólogos, etc.–...

Evidentemente, es un modelo que tiene que ser pactado entre la administración central, las comunidades autónomas y los propietarios, y habrá residencias más fácilmente adaptables que otras, y se tendrá que mirar cómo se hace la obra nueva y en base a qué parámetros.

Sé que hay reuniones en el diálogo social para tratar todo esto entre administración, sindicatos y patronales. Y si queremos que haya profesionales mejor pagados, con trabajo fijo, habrá que hablar de un pago superior de la plaza concertada. El precio actual hace inviable una ampliación razonable de plantillas, elevar salarios y que haya una especialización. Y también es importante la ubicación: que las residencias estén dentro de las poblaciones, próximas a parques, jardines, centros educativos... y que sean accesibles y estén bien comunicadas.

En resumen, que los residentes tengan el gobierno sobre su persona y la vida autónoma de un ciudadano, que antes vivía en tal calle y que ahora lo hace a pocos metros, en una unidad de mayores. Por ello, todos deseamos que ese debate entre Gobierno, comunidades, sindicatos y patronal comience ya a tocar tierra y que no nos perdamos en él. 

Sobre el autor:

Pablo Recio

Pablo Recio

Pablo Recio es periodista especializado en sociedad y salud, es graduado en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid y comenzó su carrera profesional en el diario El Mundo cubriendo información cultural y económica. 

En 65Ymás, ha contado el drama vivido en las residencias durante la pandemia y ha sacado diferentes exclusivas de impacto como 81 menús de residencias de mayores, a examen: "Baja calidad nutricional y abuso de procesados"que fue citado en una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid. 

Además, es cofundador de la radio online Irradiando y cuenta con un máster en Gobernanza y Derechos Humanos por la Universidad Autónoma de Madrid y otro en Periodismo por el CEU San Pablo/Unidad Editorial. 

… saber más sobre el autor