Sociedad

Expertos alertan de que la avispa asiática invadirá la Península Ibérica en 2029

María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 3 de noviembre de 2021

4 minutos

Solo las Islas Canarias se librarán de su colonización

La avispa asiática invadirá la Península en 2029. Foto: Bigstock
María Bonillo

Foto: Bigstock

Miércoles 3 de noviembre de 2021

4 minutos

La avispa asiática, también conocida como avispa asesina o vespa velutina, es una especie invasora que cada vez causa más preocupación. Proveniente de Asia, concretamente de la zona norte de India, colindante con China, su alimentación se basa en otros insectos, incluidas las abejas. Es aquí cuando su presencia resulta un peligro por el impacto que tiene en el ecosistema, ya que elimina al principal polinizador animal (puede matar hasta 50 abejas al día). Además de utilizar su carne para alimentar a las larvas, atemoriza a las abejas, las cuales no salen de su nido y dejan de poner huevos. 

Llegó a Europa hace 16 años, y se cree que lo hizo a través de un contenedor de mercancías en el puerto de Burdeos, Francia, según indica el portal Avispa Asiática. En 2010 comenzó su expansión en España, a través de Navarra y País Vasco. Desde entonces su crecimiento ha sido exponencial. Hasta tal punto que se estima que para el año 2029 llegue a invadir toda la península, Ceuta, Melilla y Baleares, excepto las Islas Canarias. 

 

Crece la preocupación por el incremento de avispas asiáticas en Galicia y la cornisa cantábrica

Recorre cada año una media de 100 kilómetros

La avispa asiática recorre cada año una media de 100 kilómetros al sur, situándose actualmente en el extremo sur de Zamora y en zonas aisladas de Extremadura. La colonización por el centro y sur de Portugal puede acelerar el avance de la avispa asiática en España.

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología (SEAIC) alertaba el año pasado del incremento de esta especie invasora en la cornisa cantábrica y en Galicia, y recordaba que el único tratamiento capaz de curar la alergia a su veneno es la inmunoterapia. "El 85% de los pacientes que han sido picados de nuevo por la velutina tras recibir el tratamiento con extracto de vespula no han presentado ninguna reacción alérgica", indicaban en una nota de prensa. 

El cambio climático global podría ser uno de los motivos que explicaría la expansión de especies invasoras al alterar el patrón de distribución de muchas especies de insectos. El aumento de las temperaturas anuales promueve la existencia de hábitats favorables a insectos invasores y prolonga su tiempo de actividad a lo largo del año. Esto supone un problema de salud pública, ya que aumenta la incidencia de daños por picaduras y la aparición de reacciones alérgicas en todo el planeta. 

 

avispa asiatica

¿Cómo diferenciar a la avispa asiática y qué hacer si nos pica?

Desde su entrada en España, no han superado la decena las personas que han fallecido a causa de su picadura. Aunque la tasa de mortalidad anual en España por veneno de himenópteros es de aproximadamente tres o cuatro personas al año, la realidad es que no representa más peligro para el ser humano que las especies autóctonas (siempre que no seamos alérgicos). Ambas especies atacan a las personas para defender sus nidos, diferenciándose la cantidad de veneno que inyectan ya que, por tema de tamaño, la asiática tendrá más concentración.

Mide entre 17 y 32 centímetros de longitud, aunque varía según el alimento, el lugar y la temperatura, y se caracteriza por tener un tórax negro, con un ribete amarillo en los segmentos abdominales. La cabeza es negra con la cara amarilla o anaranjada, y las patas son de color marrones con los extremos amarillos. Suelen colocar sus nidos en las zonas altas de los árboles o en zonas protegidas de edificios. 

Su picadura resulta muy dolorosa, pero no más peligrosa que la de la avispa autóctona. De igual forma, los síntomas de su picadura son similares: dolor, enrojecimiento e hinchazón de la zona, síntomas que desaparecen varios días después. En todo caso, lo mejor será limpiar con agua y jabón la zona afectada y aplicar hielo o agua fría

Sin embargo, en las personas alérgicas, los síntomas pueden variar a picor generalizado, subida de la temperatura corporal, bajada de la tensión arterial, problemas cardiovasculares o respiratorios, entre otros, que varían también en función del número de picaduras. Si son muchas, el daño causado puede ser grave, aunque no se presente alergia. En caso de presentar alguno de estos síntomas, lo más recomendable es acudir a un centro de salud para recibir la atención adecuada. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor