Sociedad

Un brote de coronavirus en una residencia de mayores de Lleida deja 18 contagiados

65ymás

Martes 23 de junio de 2020

2 minutos

13 de ellos son residentes y 5 empleados

Los médicos de residencias públicas de Madrid rompen su silencio: "No han contado con nosotros"

La residencia de mayores de Castrillón en Lleida ha registrado un brote de coronavirus con 18 personas afectadas, 13 de ellas residentes y cinco empleados, ha explicado la Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña.

El miércoles 17 de junio se detectaron varias personas del geriátrico con síntomas, por lo que el departamento de Salud les hizo la prueba PCR a los trabajadores y a sus usuarios, según publica este martes el diario Segre.

Atención primaria de Lleida está haciendo refuerzo de enfermería y auxiliar de enfermería en la residencia, con apoyo en la sectorización y en el correcto aislamiento.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, alertó este lunes de que el brote de Huesca se encuentra en una zona limítrofe con Lleida, por lo que "hay riesgo" de que se traspase hasta la comunidad catalana ya que "hay mucho intercambio".

El brote se detectó tras recibir visitas

La directora de la residencia, Carme García Castrillón, ha señalado este martes que los primeros casos de Covid-19 se detectaron el domingo 14 de junio, cuando la fase de la desescalada ya permitía que los residentes recibieran visitas de familiares.

"Hace dos semanas se empezaron a pasar fases y hubo visitas de familiares y aunque se han hecho con absoluta seguridad y en la zona del jardín, los vectores de contagio en las nuevas fases son mucho mayores", ha afirmado la directora en declaraciones a los medios.

Carme García Castrillón ha señalado que cinco profesionales de diferentes consellerias están repasando su plan de contingencia inicial para ir haciendo las modificaciones que precisa y ha señalado que durante los meses de la pandemia su residencia estuvo "limpia" de coronavirus y que el primer caso se detectó a finales de la semana pasada.

"Nadie puede planificar una guerra y esto es una guerra con bombas invisibles, puedes tener un plan estratégico para tu ejército y depende de dónde vengan esas bombas invisibles tienes que cambiarlo todo en 24 horas, eso es lo que estamos haciendo, minimizar el riesgo", ha afirmado.

"Las familias de las personas contagiadas están informadas, las otras familias están en contacto conmigo, vía directa" ha apuntado la directora, que ha señalado que sigue de cerca la evolución de los enfermos hospitalizados y que los que están confinados en la zona individual están todos estables a la espera de que la Conselleria de Salud vuelva a hacer pruebas PCR.

La directora ha contado que los que están en la zona limpia están controlados por el personal y ha precisado que la residencia tenía 34 residentes y 34 trabajadores con lo que "ha podido hacer equipos a pesar de las bajas".

Ha explicado también que el centro ha habilitado un albergue para los trabajadores que quieran quedarse a dormir y ha dicho de ellos que son "verdaderos héroes porque todo el mundo está haciendo de todo".

"Nuestro principal objetivo, por encima de nosotros, por encima de las familias es la seguridad y el bienestar de los residentes, no solo te protejo sino que intento que estés bien en tu confinamiento, que eso es una labor emocional muy importante", ha agregado.

0

No hay comentarios ¿Te animas?