Sociedad

Los bulos sobre el uso de las mascarillas

Rosa Roch

Foto: BigStock

Jueves 4 de junio de 2020

2 minutos

La ciencia se impone a la subjetividad. Desmentimos algunos de los bulos

Los bulos sobre el uso de las mascarillas

Desde el inicio de la pandemia por el nuevo coronavirus, la controversia en torno al uso de mascarillas ha estado en boca de todos.

En un principio se desaconsejaba su utilización, cuando por la televisión veíamos que en China, país en el que ya suelen llevar mascarilla para ir por la calle, aumentaban aún más su uso. También los chinos residentes en nuestro país empezaban a mostrarse con mascarilla por la calle y en sus comercios; no obstante, desde las autoridades competentes nos desaconsejaban llevarlas.

Lo cierto es que en cada momento ha sido necesario incorporar determinadas medidas de prevención y adaptarse a las necesidades que dicha prevención y precaución han requerido (y requieren), y que las autoridades sanitarias nos han ido indicando según la expansión de la pandemia.

Pero no todo el mundo ha sabido entender la importancia de estas prevenciones ni cómo se tenían que tomar las precauciones. Y fruto de ello, los “antimascarillas” empezaron a difundir afirmaciones (por supuesto falsas) que, más que ayudar a controlar la enfermedad, lo que han hecho ha sido crear confusión entre la sociedad sobre la importancia de usar mascarilla, en qué condiciones y por qué razones.

Circula por internet una imagen sobre los efectos perjudiciales que tiene llevar mascarilla. Es una imagen que se ha hecho viral y que pretende alarmar sobre su uso. Todos los efectos que indican son falsos o no tienen ninguna evidencia científica que los avale. Algunos de los cuales ya hemos recogido en este periódico.

Foto mascarilla falsedades 2

El uso de mascarilla no impide la correcta respiración porque la mascarilla no imposibilita la circulación de los gases -el oxígeno (O2) y el dióxido de carbono (CO2) son gases-, lo único que impide es la libre circulación de las gotículas transportadoras del virus; lo que ya desmonta las hipótesis de seis de las diez afirmaciones presentadas en la imagen:

  • NO impide correctamente la respiración
  • NO respiras tus propios desechos exhalados
  • NO provoca hiperventilación
  • NO respiras tu propio CO2
  • NO impide la oxigenación pulmonar
  • NO produce el síndrome de hipercapnia

Y así lo afirmaba Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense de Madrid (@complutense) y miembro de la Sociedad Española de Microbiología (@SEMMicrobiologia), y quedaba recogido en Madita.es.

Respecto a las sensaciones que puede provocar llevar una mascarilla o qué puede simbolizar, son aspectos subjetivos que no causan la misma sensación a todo el mundo, depende de cada persona, de su capacidad para adaptarse a los cambios, y como dice María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid (@complutense), de si “quien la lleva es muy ansioso o nervioso y no sabe respirar relajadamente. Hay que acostumbrarse”; lo que deja a un lado el resto de las afirmaciones hechas en la imagen; y, como se puede entender, la subjetividad no tiene una base científica. Así, pues, el uso de mascarilla en las situaciones recomendadas:

  • NO produce falta de libertad física y psicológica
  • NO simboliza mutismo
  • NO produce intoxicación por micropartículas del material
  • NO produce sensación de asfixia

 

0

No hay comentarios ¿Te animas?