Sociedad

¿Cuáles son las diferencias entre recibir un legado y una herencia?

Laura Moro

Foto: Bigstock

Martes 26 de julio de 2022

3 minutos

Ambas figuras se pueden usar al mismo tiempo y la una no anula a la otra

¿Cuáles son las diferencias entre recibir un legado y una herencia?
Laura Moro

Foto: Bigstock

Martes 26 de julio de 2022

3 minutos

La herencia es la forma más conocida y habitual que una persona tiene de ceder sus bienes cuando fallece a sus descendientes. Sin embargo, existe otra forma menos conocida, pero igual de válida, que es el legado.

Además de ser menos conocida, también se suele usar en casos más concretos, como por ejemplo, cuando el fallecido quiere dejar algo a una persona que no es de su familia. En su testamento, la persona deja por escrito qué personas recibirán sus bienes en herencia y quiénes a través del legado. Porque una cosa muy importante: ambas figuras se pueden usar al mismo tiempo y la una no anula a la otra.

Un ejemplo de esto es por ejemplo, si el fallecido decide entregar en forma de legado alguna colección de libros, coches o cualquier otra cosa, a un amigo y repartir el resto de sus bienes entre sus hijos. El legado se puede entender como una especie de regalo, y puede ser tanto un bien material como una cantidad económica o inmuebles. 

Aunque hasta ahora puede parecer que existen más parecidos que diferencias entre ambas, la realidad es que desde el punto de vista económico es diferente.

Diferencias

Morir sin testamento: costes y conflictos para 200.000 herencias desde 2019

 

En Abogados y Herencias explican que la principal diferencia entre estos conceptos es que los herederos tienen que hacer frente a las deudas del fallecido, mientras que los legatarios no.

Eso sí, si el legado perjudica a la legítima puede ser eliminado. Porque los legatarios solo pueden ser designados por el testador, mientras que los herederos además de ser voluntarios, pueden ser designados por lo que dicta la ley.

Otra de las grandes diferencias es que los herederos son los sucesores a título universal, recibiendo la titularidad de todos los bienes del fallecidos, mientras que los legatarios son sucesores a título particular.

Además, los herederos tienen que aceptar la herencia para poder recibir los bienes, mientras que el legatario no tiene esa necesidad. Si los herederos renuncian a la herencia, lo rechazado pasará a los herederos legítimos que sí que lo acepten, mientras que si un legatario rechaza su legado estos bienes pasarán a formar parte de la masa hereditaria.

Lo que sí que tienen en común ambas, es que tienen que pagar el Impuesto de Sucesiones.

Sobre el autor:

Laura Moro

Laura Moro, periodista.

… saber más sobre el autor