Cultura

La obra de Berenice Abbott se expone en Fundación MAPFRE Barcelona

Marco Herrera

Martes 5 de marzo de 2019

3 minutos

Se exhibirán casi 200 piezas de la fotógrafa americana en la exposición 'Retratos de la Modernidad'

West Street, 1932 (Berenice Abbott)
Marco Herrera

Martes 5 de marzo de 2019

3 minutos

La fotógrafa estadounidense Berenice Abbott aterriza en Barcelona con la exposición Retratos de la Modernidad, que expone casi 200 fotografías de la artista en la Fundación MAPFRE. Nacida en Springfield, Ohio, en 1898, falleció en la pequeña localidad de Monson, en el estado de Maine en 1991. Abbott estudió escultura en Nueva York antes de mudarse a París en 1921, donde trabajó como asistente en el estudio Man Ray. Allí dominó el arte de la fotografía y en 1926 realizó su primera exposición individual en la galería Le Sacre du Printemps en París, donde expuso retratos de la vanguardia parisina.

Abbott se convirtió en un puente entre el arte del viejo continente y los nuevos artistas que surgían en su país natal. De hecho, la artista es una de las fotógrafas más relevantes de la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos y clave en la escena cultural creciente de la costa Este en los años 20 y 30.

Nueva York como escenario

Cuando Abbott regresó a Nueva York en 1929, se sorprendió del rápido desarrollo que estaba sufriendo la que empezaba a ser la ciudad de los rascacielos. Esto llevó a su serie Changing New York, y poco después dirigió su atención a los fenómenos y experimentos científicos, eventualmente trabajó como editora de imágenes para Science Illustrated e inventó máquinas fotográficas como un distorsionador de cuarto oscuro y un compositor de imágenes.

Fotografía del trabajo 'Changing New York' (Berenice Abbott)

“Para mí, la fotografía es un medio, quizás el mejor medio de nuestra era, para ampliar el conocimiento de nuestro mundo. La fotografía es un método de educación, para familiarizar a personas de todas las edades y condiciones con la verdad sobre la vida actual ”, escribió la fotógrafa en un texto inédito, Declaración en relación con la fotografía actual, 1946. Desde retratos de los círculos vanguardistas de élite en París, a paisajes urbanos de su ciudad de Nueva York que cambian rápidamente, además de una carrera en periodismo científico, las ideas de la modernidad invaden el legado de Abbott.

El enorme abanico de trabajo de Abbott pinta un retrato de la modernidad en el nuevo siglo, una premisa en la que se basa la gran exposición de su trabajo en la Fundación MAPFRE de Barcelona, que se podrá visitar hasta el 19 de mayo. Mostrará casi 200 fotografías agrupadas en tres secciones, junto con una pequeña selección del trabajo de Eugène Atget, una gran amiga e inspiración para Abbott, con 11 de sus fotografías desarrolladas por la misma Abbott en 1956.