Cultura

Descubre la exposición de Metro en Chamartín y otros lugares para ver trenes históricos

Carlos Losada

Foto: Metro de Madrid

Sábado 25 de enero de 2020

4 minutos

En esta estación podrás visitar los antiguos modelos que recorrieron la capital hace un siglo

Descubre la exposición de Metro en Chamartín

Con motivo de su centenario, Metro de Madrid puso en marcha una exposición permanente de trenes clásicos en la estación de Chamartín, en la que se muestran los primeros modelos que circularon bajo el suelo de la capital.

“Los trenes que ya puedes ver son unas auténticas joyas ferroviarias,12 coches que permiten hacer un recorrido por los principales hitos de la compañía en cuanto a material móvil, desde sus orígenes hasta los años 60”, explican los organizadores de esta exposición a la que se puede acudir todos los jueves de 15:00 a 19:00 horas, los viernes y sábado de 10:00 a 19:00 horas y domingos de 10:00 a 15:00 horas. Su entrada es gratuita si llegas en Metro, pues solo es necesario el billete para acceder a ella.

Historia del Metro de Madrid

Los visitantes que acudan a ver (y recordar) aquellos míticos vagones se encontrarán con cuatro del modelo Cuatro Caminos, es decir, aquellos que circularon inicialmente por la red y que estuvieron en servicio durante 70 años. Su estructura era totalmente metálica y en el interior no tenían revestimientos.

La exposición también acoge dos coches del modelo Salamanca, los cuales comenzaron a funcionar en 1943. Su estilo se caracterizaba por ser más austero y sobrio. A fin de cuentas fueron construidos en el periodo de posguerra y además se había llegado a la conclusión de los materiales más funcionales y duros eran más adecuados y útiles.

Otro de los coches restaurados es del tipo Ventas, el cual empezó a circular en 1924, con motivo de la inauguración del primer tramo de la línea 2 entre las estaciones de Sol y Ventas, antes incluso de que estuviera construida la famosa plaza de toros. Asimismo, también hay un modelo Quevedo de 1927, con características muy similares al anterior, aunque contaba con unos paneles destinados a la publicidad.

Exposicion de Metro en Chamartin
Metro de Madrid

De 1955 son dos coches Legazpi L5 que también forman parte de una exposición que tuvo como últimas incorporaciones dos modelos 1000, los cuales supusieron un importante salto tecnológico, con cambios en el sistema de tracción del tren, en la rodadura o en los bogies. Además, estaban pintados en color verde y gris-verdoso, rompiendo con el tradicional rojo que se había utilizado hasta el momento.

Museo del Ferrocarril de Madrid  

La estación de Chamartín no es el único lugar en Madrid donde dar un paseo por la historia del transporte sobre raíles. Una parada obligada para los amantes de los trenes es el Museo del Ferrocarril de Madrid que se encuentra en la Estación de Delicias, un claro ejemplo de la arquitectura industrial española y que hemos podido ver en series como El tiempo entre costuras, Las chicas del cable o Velvet.

Museo del ferrocarril de Madrid
Museo del Ferrocarril de Madrid

En este museo es posible encontrar una selección de vehículos y piezas relacionadas con el ferrocarril, que pretende mostrar la evolución de este modo de transporte. “El Museo tiene la misión fundamental de comunicar la realidad ferroviaria, tanto histórica como actual, promover el conocimiento del transporte ferroviario, impulsar la investigación sobre el ferrocarril y poner en valor el patrimonio ferroviario, todo ello con vocación de servicio público”, aseguran en su web.

Sin duda visitar el museo merece la pena por la gran variedad de locomotoras y vagones que allí se muestran, a las que se unen tres salas temáticas dedicadas a antiguos relojes de estaciones, al modelismo y a los principales elementos de la infraestructura ferroviaria.

Museo del ferrocarril de Madrid
Museo del Ferrocarril de Madrid

Museo del Ferrocarril de Catalunya

Situado en las instalaciones originales del depósito de locomotoras de vapor de Vilanova i la Geltrú, las cuales fueron construidas entre finales del siglo XIX y principios del XX, se halla este fantástico museo que dispone de 50 vehículos de todas las clases: desde locomotoras eléctricas y diesel, hasta coches de viajeros de diversos tipos. Entre todos ellos destacan el Tren del Centenario, réplica del primer tren que circuló en la península en 1848 realizando el trayecto Barcelona-Mataró, el primer Talgo que funcionó en nuestro país y el Coche Americano Harlan y Bogie de madera.

Museo del Ferrocarril de Catalunya
Museo del Ferrocarril de Catalunya

En las instalaciones de este museo hay un espacio infantil para que disfruten los más pequeños, una sala audiovisual y exposiciones en las que se muestran elementos de señalización y otros que son parte de vías e infraestructuras. Aunque, eso sí, lo que más destaca es la citada colección de trenes.

Eusko Tren Museoa

En Azpeitia (Guipúzcoa), se puede visitar el Museo Vasco del Ferrocarril, en el que también es posible observar algunos de los vehículos más destacados (locomotoras de vapor, diesel y eléctricas; automotores y diversas clases de vagones).

Cabe señalar que la instalación se conserva tal y como fue inaugurada en el año 1925, con un antiguo motor eléctrico que hace funcionar sus 16 máquinas a través de un complejo sistema de poleas, correas y embarrados. Asimismo, en la primera planta del edificio central, se encuentra una muestra de los uniformes utilizados en el ferrocarril desde finales del siglo XIX hasta el AVE; mientras que en el segundo piso encontraremos una de las mejores colecciones de relojería ferroviaria del mundo.

Museo Euskotren
Eusko Tren Museoa

Si acudes a este espectacular museo también podrás deleitarte con la exposición fotográfica 130 años de movilidad eléctrica en Euskadi.

0

No hay comentarios ¿Te animas?