Cultura

¿Por qué se construyó la Plaza de Toros de Las Ventas?

Carlos Losada

Foto: Europa Press

Lunes 17 de junio de 2019

2 minutos

Se conmemora el 88 aniversario de su inauguración el 17 de junio de 1931

Plaza de Toros de Las Ventas

Es la plaza de toros más conocida del mundo y triunfar en su ruedo es sinónimo de pasar a la historia. Hablamos de Las Ventas (@LasVentas ‏), el coso taurino madrileño donde cualquier torero desea enfrentarse a los morlacos de mayor prestigio.

Este templo de la tauromaquia se inauguró hace 88 años, el 17 de junio de 1931, y desde entonces ha sido testigo de algunas de las mejores faenas de todos los tiempos. Pero, ¿por qué se construyó si ya había otra plaza en Madrid?

El origen de Las Ventas

La principal razón fue la necesidad de un lugar donde cupiera más gente dada la popularidad que el toreo adquirió entre 1913 y 1920. Ante esta tesitura, la familia Jardón ofreció unos terrenos a cambio de explotar el coso durante cinco décadas. Estos se situaban en una parte que no era precisamente la mejor de Madrid, ya que era zona de chabolas y población marginal. Además, los accesos no estaban adecuados para un recinto de tales características.

No obstante, se siguió adelante con el proyecto, cuyo diseño corrió a cargo de José Espelius, que decidió otorgarle el estilo neomudéjar que hoy podemos observar. Su construcción se finalizó en 1929 (tal y como se puede observar en los azulejos que la coronan), pero no se inauguraría hasta 1931 con una corrida en la que participaron 8 toreros: Marcial Lalanda, Fausto Barajas, Fortuna, Vicente Barrera, Manolo Bienvenida, Armillita Chico, Nicanor Villalta y Fuentes Bejarano.

Eso sí, la segunda no se celebraría hasta dos años después, puesto que los accesos seguían siendo poco transitables para un recinto donde podían acudir casi 24.000 espectadores. De hecho, hoy en día solo las plazas de toros de México y de la ciudad venezolana de Valencia tienen mayor aforo.

Inauguración definitiva y San Isidro

No fue hasta partir de 1934 cuando se hiciera una inauguración definitiva, en una corrida con Marcial Lalanda, Joaquín Rodríguez Ortega Cagancho y Juan Belmonte como grandes figuras del cartel.

La actividad se paró durante la Guerra Civil Española, época en la que se utilizó como huerta para abastecer a la población madrileña. Y ya en 1947 se produce otro de los momentos claves de la Plaza de Toros de Las Ventas. Livinio Stuyck creó ese año la Feria de San Isidro, que se ha convertido con el paso de los años en la más importante a nivel mundial.

0

No hay comentarios ¿Te animas?