Cultura

¿Se conocieron William Shakespeare y Miguel de Cervantes?

Marco Herrera

Martes 23 de abril de 2019

2 minutos

Los dos escritores más importantes en español e inglés pudieron coincidir en Valladolid en 1605

Retrato de Miguel de Cervantes
Marco Herrera

Martes 23 de abril de 2019

2 minutos

A colación del Día del Libro y la explicación sobre por qué se celebra el 23 de abril, suele surgir la duda de si los dos grandes escritores en las dos lenguas más habladas de occidente se conocieron en algún momento de la historia, en la que fueron coetáneos. No existen evidencias ni declaraciones de testigos, pero las coincidencias ocurren y en el caso de la visita a Valladolid la sincronización del momento y el lugar pudo dar pie a ese encuentro.

Posibles coincidencias

William Shakespeare pudo haber realizado el viaje en la primavera de 1605 en una misión de paz a Valladolid, como miembro de una delegación real. En aquella época, Cervantes se trasladó hasta allí con sus hermanas, su sobrina, su esposa y su hija. ¿Fueron presentados por alguien? Esa es la pregunta que ha perseguido a los autores de las biografías de ambos escritores.

Felipe III y Jacobo I habían decidido un tratado para poner fin a las guerras de sus predecesores. El mundo entonces era cosa de dos, Inglaterra y España. Esta bipolaridad también habría dominado el trabajo de ambos escritores, ya que tanto Shakespeare como Cervantes mostraron fidelidad y respeto a sus respectivos monarcas, brindándoles constantes muestras de admiración, aunque el español es conocido que tuvo problemas legales.

Para firmar el acuerdo de paz, se nombraron dos grandes delegaciones. Los españoles viajaron primero a Inglaterra en agosto de 1604, y los británicos se presentaron en Valladolid un año después. Aquella delegación inglesa contaba con unos 700 miembros, y William Shakespeare había sido designado por su país para formar parte de ella. No fue el caso de Cervantes, a pesar de que vivía en Valladolid, uno de sus motivos para irse allí antes de ser la nueva capital del reino podría haber sido por la cercanía de la corte, no siendo considerado por las autoridades para dicha reunión. La paz fue alcanzada debido al endeudamiento que ambas naciones habían adquirido a causa de las numerosas guerras en las que entraban por dominar el mundo.

De este modo y ante la falta de certezas, los historiadores no han podido hacer otra cosa a lo largo de los siguientes siglos que hablar de posibilidades, ante las que siempre han sido cautelosos por la falta de testigos y testimonios escritos, lo que les ha hecho imposible confirmar el esperado encuentro.