Sociedad

El Defensor del Pueblo pide una "revisión profunda" del modelo de residencias de mayores

65ymás

Foto: Defensor del Pueblo

Martes 16 de junio de 2020

3 minutos

Pide además más dotación presupuestaria, inspecciones y medicalizarlas

El Defensor del Pueblo pide una "revisión profunda" del modelo de residencias de mayores

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha comparecido este lunes en el Congreso de los Diputados ante la Comisión Mixta de Relaciones con el Defensor del Pueblo para dar cuenta de su gestión en 2018 y 2019. Fernández Marugán, que no había tenido oportunidad de comparecer por las diferentes citas electorales de los últimos meses y la posterior crisis provocada por el COVID-19, ha desgranado ante los diputados y senadores que conforman la Comisión los principales datos estadísticos y actuaciones de la Institución a lo largo de estos dos años. Entre los temas tratados, el Defensor se refirió a las personas mayores, la situación de las residencias y la lucha contra la soledad no deseada.

Residencias

 A lo largo de su comparecencia, el Defensor ha analizado la atención residencial en España y ha hecho hincapié en que “son necesarias reformas normativas de calado y revisión profunda del modelo residencial” que garanticen a los mayores el ejercicio de sus derechos. “Tenemos que prestar una mayor atención presupuestaria, formativa, dotacional e inspectora en los centros residenciales para poder hacer frente a los retos actuales y futuros”, ha afirmado.

El drama de los mayores que han vivido el confinamiento en soledad

 

El seguimiento realizado por el Defensor del Pueblo en los últimos años se ha recogido en una separata que acompaña al Informe Anual 2019. De entre las reformas más urgentes, la Institución cree necesario revisar al alza las ratios de personal de atención directa para mejorar la calidad asistencial. Los usuarios con dependencia son más y su dependencia es mayor y requieren una atención correcta y plenamente respetuosa con sus derechos.

Para ello, a juicio del Defensor, el Consejo Territorial debe profundizar en el conocimiento de las necesidades de los centros de mayores que atienden a personas con grados de dependencia II y III, para así fijar unos requisitos y estándares adecuados en materia de recursos humanos que establezcan las ratios, tanto en cómputo global como específico, por categorías profesionales, distinguiendo gerocultores y otras categorías.

También es urgente que las comunidades autónomas aumenten su capacidad inspectora, según el Defensor, dado el gran número de residencias existente y los diferentes modelos de gestión.

EuropaPress 2742040 efectivos unidad militar emergencias ume realizan viernes tareas (1)

 

Medicalizar

El Defensor también cree conveniente reforzar la atención médica y de enfermería en los centros residenciales. En esta línea, Fernández Marugán ha señalado que “la experiencia sufrida en las últimas semanas aconseja recomendar que las residencias cuenten con una estructura médica y de enfermería más amplia y extensa, para atender a unos residentes cada vez más dependientes”.

Otra de las conclusiones del Defensor del Pueblo es que las comunidades autónomas deben realicen un importante esfuerzo de actualización y armonización para solventar la actual dispersión normativa sobre los requisitos que deben reunir los centros residenciales para su acreditación y posterior autorización de funcionamiento.

Por otra parte, la vida en una residencia puede dar lugar a situaciones que afectan a la libertad, como son el ingreso involuntario de los residentes con deterioro cognitivo o psíquico o las sujeciones físicas. El conjunto de problemas que plantean estas circunstancias hace necesaria una ley orgánica que delimite las circunstancias extraordinarias vinculadas a la salud y al deterioro físico y mental en las que las personas de edad avanzada pueden tener, excepcionalmente, que asumir limitaciones al ejercicio de algunos de sus derechos fundamentales, con especial referencia a la atención en centros residenciales.

Soledad no deseada

Fernández Marugán se ha referido también a una situación que le preocupa especialmente y sobre la que ha advertido en numerosas ocasiones: la soledad no deseada que sufren muchos mayores.

El Defensor considera que es imprescindible abrir un debate político y social para encontrar vías efectivas que aborden este problema. En su opinión, es necesario que la sociedad “tome conciencia” y hacer cuanto antes un diagnóstico correcto del problema que permita impulsar políticas de prevención y combate de la soledad.

2
Paqui López López Hace 2 meses
Las residencias, no tienen medios, en realidad para Afrontar el problema del aislamiento de los ancianos por el corona virus. Es indecente, que a la altura q estamos , no se encuentren soluciones para q los ancianos salgan, con las máximas precauciones Es indecente q ellos, los q más alegría necesitan, por lo que están sufriendo, estén condenados a cadena perpetua en un asilo, de por vida.....!!!!!
José Ramón Biescas Ferrer Hace 3 meses
El artículo es interesante y lo difundiré dentro de las mesas de mayores de los foros locales