Sociedad

La mujer de 82 años a la que le okuparon la casa, recupera su vivienda: "Se lo han llevado todo"

María Bonillo

Foto: Telemadrid

Lunes 18 de octubre de 2021

3 minutos

Hay un 'pinchazo' ilegal de luz y se han llevado muchas de sus pertenencias y recuerdos

Ana, la mujer que perdió su casa por unos okupas, recupera su vivienda: "Se lo han llevado todo"
María Bonillo

Foto: Telemadrid

Lunes 18 de octubre de 2021

3 minutos

Diez días después, Ana, la mujer de 82 años a la okuparon su casa, ha conseguido recuperarla. Cuando fue a entrar en su vivienda en la localidad madrileña de Leganés, no pudo hacerlo porque alguien había entrado y cambiado la cerradura después de forzar la puerta. Dentro del piso vivían ahora dos jóvenes y una chica con un bebé que se habían enganchado a la luz y al agua de la comunidad.

Inmediatamente avisó a la policía, y aunque la mujer joven les abrió la puerta con un bebé en brazos y les aseguró que abandonaría el piso, no lo hizo. Fue entonces cuando Ana denunció los hechos. Aseguraba al programa de Ana Rosa de Telecinco que había incluso recibido amenazas por parte de los okupa. La llamaban para comprobar dónde se encontraba y le respondían: "Te vas a enterar".

 

"Yo no le he hecho mal a nadie para que me hagan esto"

Tras la marcha de los okupas, Ana ha podido entrar de nuevo a su piso, casi sin poder creérselo, aunque el estado de la vivienda no es ni de lejos el que ella recordaba. Hay un pinchazo ilegal de luz que tiene riesgo de incendio, se han llevado muchas de sus pertenencias y han destrozado otras tantas, y echa en falta mucho de los recuerdos de toda una vida.

“No hay nada, se lo han llevado todo”, muebles, libros, electrodomésticos, vajilla, cubiertos…, comentaba a Buenos Días Madrid. Cree que los okupas son profesionales porque tenían herramientas para desvalijar la casa.

 

Ana, la mujer que perdió su casa por unos okupas, recupera su vivienda: "Se lo han llevado todo"

 

Aunque el estado en el que ha quedado su casa es deplorable, Ana no podía contener la emoción tras haberla recuperado. "Ay, qué alegría que me la han dejado". "La gané a pulso mes por mes", añadía. 

Sin embargo, explicaba que ya no se sentía segura en su casa y que estaba pensando en poner en venta la vivienda porque para ella ya no es lo mismo y ha cogido miedo después de verla okupada.

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor