Sociedad

¡Adiós al amor en septiembre! Los divorcios y rupturas de pareja aumentan tras el verano

Victoria Herrero

Foto: Bigstock

Lunes 29 de julio de 2019

2 minutos

El calor, los problemas previos o tantas horas juntos pueden dinamitar la relación

Razones médicas para el divorcio

Se presupone que el verano es un tiempo de relax, de disfrutar, de estar el máximo tiempo posible con la familia y la pareja lejos de la rutina y las preocupaciones. ¿Qué sucede entonces,durante esos días de diversión y despreocupación para que, a la vuelta en el mes de septiembre, aumenten los casos de divorcios y rupturas sentimentales?

Problemas que se agravan en verano

Pensamos que las discusiones habituales de las parejas se pueden deber a las obligaciones, el cansancio o la rutina y que los días de verano serán la excusa perfecta para poner todo en calma y limar asperezas. Sin embargo, puede que ocurra todo lo contrario.

A veces pasamos de vernos poco a estar juntos las 24 horas del día con esos problemas o esa falta de comunicación todavía latentes en el ambiente. El calor y tantas horas el uno con el otro acaban por sacar a flote esas rencillas y evidenciar que la relación no funciona, como explica el psicólogo José Oriol Rojas (@Psico_tenerife). Además, si por cuestiones de estrecheces económicas no se puede ir de vacaciones al destino deseado y apenas se escapa uno un par de días a la casa del pueblo, esos problemas de dinero también tambalean a la pareja

Es entonces cuando muchas parejas deciden separar sus caminos una vez llega septiembre. Una decisión que, como explican desde el Instituto de Política Familiar (@IPF_Esp), en la mayoría de las ocasiones parte de la iniciativa de la mujer a la hora de poner fin a esa relación o de acudir a terapia de pareja para recuperar esa comunicación e intentar solventar esos problemas. 

Los divorcios y rupturas de pareja aumentan tras el verano

¿Cómo poder superar un bache sentimental?

Antes de tomar la dura decisión de divorciarse, es importante plantearse si los problemas son tan graves como para hacerlo o si se trata de una mala época como la que atraviesan millones de parejas en su vida.

Así, para que todo sea como al principio de la relación, se pueden seguir una serie de recomendaciones para pasar un verano feliz a nivel sentimental

  • Aceptar al otro con sus virtudes y defectos. No somos perfectos, por lo que es importante ser flexible con la personalidad o los gustos de la otra persona, por mucho que puedan irritarnos en algunas ocasiones. Hay que saber ceder en algunos momentos. 
  • Antes de ponerte a discutir, párate un momento, respira hondo y cuenta hasta 10. Te servirá para calmarte y no empeorar las cosas. 
  • Tus argumentos son válidos en una discusión de pareja, pero también los de tu pareja. Déjale hablar, que exprese su opinión o cómo se siente. Es un buen momento para ponerte en la piel del otro
  • Los días de verano son perfectos para pasar más tiempo juntos, compartir aficiones o charlar de cómo va la relación. Pero eso no quiere decir que cada uno no pueda tener sus momentos a solas y su espacio personal que hay que respetar.
0

No hay comentarios ¿Te animas?