Sociedad

¿Qué enfermedades transmiten las garrapatas?

Rosa Roch

Foto: BigStock

Martes 1 de junio de 2021

5 minutos

Las garrapatas pueden ser un vector de transmisión de enfermedades que pueden afectar al ser humano

Recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por garrapatas
Rosa Roch

Foto: BigStock

Martes 1 de junio de 2021

5 minutos

Las garrapatas son unos parásitos artrópodos que habitan en un gran número de animales, ya sean silvestres o domésticos, y se alimentan de la sangre de sus hospedadores. Su tamaño dependerá del ciclo vital en el que se encuentren, desde el tamaño de la cabeza de un alfiler cuando son larvas, hasta el de una alubia cuando ya están repletas de sangre. Detectarlas dependerá del tamaño que hayan alcanzado y de la pericia de cada uno.

Recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por garrapatas

Se encuentran en suelos, ocultas entre la vegetación, y cada especie tiene su preferencia, unas se en zonas boscosas, otras en prados, matorrales o, incluso, en las madrigueras de sus hospedadores, casillas del ganado o perreras.

Suelen estar activas cuando empieza el calor y durante todo el verano y parte del otoño, aunque el uso de la calefacción y cuando los inviernos son más cálidos, su actividad puede alargarse unos meses más.

Accidentalmente pueden picar al ser humano y transmitir algunas enfermedades.

Enfermedades que se trasmiten por la picadura de la garrapata

Recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por garrapatas

Las garrapatas pueden ser vectores de una gran variedad de agentes patógenos que se transmiten con la saliva al picar a otros animales o al ser humano, durante el proceso de ingestión de sangre. En España las enfermedades más frecuentes por picadura de garrapata son:

  • Rickettsiosis: Se presenta con un cuadro febril con cefalea, dolor muscular, estupor, somnolencia, delirio y, muy frecuentemente, con exantemas (erupción cutánea).
  • Borreliosis de Lyme: La enfermedad afecta a la piel, sistema nervioso, corazón, articulaciones y músculos. El signo más habitual es el eritema migratorio, un enrojecimiento de la piel, en la zona de la picadura, que se va expandiendo. También produce cansancio, fiebre, dolor de cabeza y, si no se trata, pérdida de movilidad facial, dolor articular, rigidez de cuello y palpitaciones.

Ocasionalmente:

  • Anaplasmosis: suele afectar a los perros y algunas veces pasar al ser humano. Los síntomas son fiebre, letargo, inapetencia, diarrea y, a nivel clínico, disminución de plaquetas, sangrado y bajos niveles de glóbulos blancos.
  • Babesiosis: consiste en una infección de los glóbulos rojos que acaba por destruirlos. Los principales síntomas son fiebre, escalofríos, cefalea, dolor muscular, fatiga por anemia, ictericia, hepatomegalia y, en algunos, casos puede llegar a ser mortal.
  • Tularemia: como en los casos anteriores cursa con cansancio, fiebre, escalofríos y dolor muscular, además de úlceras en la piel alrededor de la zona de la picadura y, según el tipo de tularemia, afectar a diferentes órganos como el hígado, los pulmones o los ojos en forma de úlceras granulosas, neumonía, o hepatomegalia.
  • Fiebre de Crimea-Congo: los síntomas son la fotofobia, irritación de los ojos, fiebre, dolor muscular, mareo, lumbago, dolor abdominal, rigidez, cefaleas, vómitos, diarrea, confusión, agitación, somnolencia, enfermedad renal e insuficiencia hepática, entre otros.

La mejor medicina, la prevención

Recomendaciones para prevenir enfermedades transmitidas por garrapatas

Si vas a ir al campo o estar en contacto con animales o en zonas de pasto, ten en cuenta lo siguiente:

  • Utiliza pantalones largos y camisas de manga larga.
  • Es preferible llevar botas con calcetines que cubran la parte inferior de los pantalones. Evita las sandalias o el calzado abierto.
  • Vístete con ropa de color claro para detectar de manera fácil si se te sube alguna garrapata.
  • Camina por la parte central de los caminos y, si es posible, evita el contacto con la vegetación del margen.
  • No te sientes en el suelo en zonas con vegetación.
  • Los repelentes específicos son una medidas de prevención más para ahuyentar las garrapatas. Sigue bien las indicaciones del fabricante.
  • Si vas con tu perro también será necesario que lleve un repelente antiparasitario externo y tras el paseo revisa entre su pelaje para comprobar que está libre de garrapatas.

Si desarrollas tu actividad laboral en el campo y/o en contacto con los animales:

  • Extrema al máximo las precauciones.
  • Utiliza guantes y ropa protectora cuando manipules animales.
  • Procura eliminar y controlar las infestaciones por garrapatas en los animales y en los espacios donde se encuentren.

Además, cuando hayas finalizado tu jornada, ya sea de paseo o trabajo en el campo, revisa bien tu piel, especialmente las axilas, cuello, zonas inguinales, detrás de las rodillas, dentro y fuera de las orejas, el ombligo y la cintura, ya que las garrapatas buscan lugares calientes y húmedos para agarrarse. Ayúdate con un espejo para poder ver bien todas las zonas y no olvides hacer lo mismo con tu mascota.

Sobre el autor:

Rosa Roch

Rosa Roch es redactora especializada en temas de salud, alimentación y gastronomía.

… saber más sobre el autor