Sociedad

Entrevista con Javier Senent, presidente de Cruz Roja Española

Pablo Recio

Foto: Pablo Recio

Viernes 21 de junio de 2019

3 minutos

"Muchas veces cuando los mayores pulsan el botón de teleasistencia es porque se sienten solos"

Entrevista con Javier Senent, presidente de Cruz Roja Española

"Las personas mayores han sido siempre objetivo de nuestra organización", afirma a 65Ymás el presidente y voluntario durante más de 47 años de Cruz Roja Española (@CruzRojaEsp), Javier Senent. Es más, según el dirigente, este colectivo ha pasado a ser "prioritario" para la entidad debido al envejecimiento de la sociedad. 

Así, Cruz Roja asiste en todo el país a más de 240.000 mayores en situación de vulnerabilidad gracias a un equipo de voluntarios (el 12% de los cuales tienen más de 60 años) y profesionales que les acompañan y ayudan con periodicidad.

"El mayor problema que pueden tener es la soledad", comenta en referencia al colectivo de personas de más edad. Y ejemplifica: "Muchas veces, cuando pulsan el botón de teleasistencia, es porque se sienten solos. Luego dicen: 'Me he equivocado'".

A su parecer, el fenómeno tiene que ver con el modelo de ciudad actual. De esta manera, los mayores que envejecen en el medio rural gozan de una "solidaridad innata", de un voluntariado de cuidados casi naturalizado, cosa que al mudarse a las grandes ciudades no pasa y muchos se sienten, en cierto modo, desubicados y, con ello, "empiezan los problemas".

No perder los vínculos con el barrio

Por otro lado, para lograr que las personas de más edad estén bien cuidadas, lo más importante es que se "mantengan en su medio de siempre, con sus vecinos y en su barrio". Por esta razón, Cruz Roja dedica varios de sus programas al voluntariado de acompañamiento (a hospitales, al médico o simplemente para poder tener compañía y conversación).

Además, no sólo recurren a los voluntarios sino que también lo combinan con el uso de la tecnología. "Podemos crearte una red a tu alrededor para que puedas tener esa relación que puede ser virtual o a través de videoconferencias", asegura. Y matiza que, si bien existe aún una brecha digital importante, son conscientes de que, si se inicia a los mayores en la tecnología, muchos acabarán manejándola con facilidad. 

En este mismo sentido, hace 25 años, fueron pioneros en popularizar y utilizar la teleasistencia a domicilio que, desde entonces, se ha convertido en un elemento indispensable en la vida de muchos mayores, tanto casi como las famosas campañas de prevención contra el calor o los icónicos pastilleros que dispensan para evitar los olvidos de medicación.

Es más, según el presidente, han actualizado el sistema y ahora cuentan con monitorización por móvil para personas que suelen bajar a la calle. "Con la técnica y las nuevas tecnologías podemos tener perfectamente controlado al mayor", argumenta. 

Por otra parte, Senet entiende que los programas deben ir asimismo dirigidos a ayudar a los familiares. "Tenemos el programa Respiro donde una persona voluntaria acompaña al mayor durante el tiempo que la familia o el cuidador va al cine o al teatro", explica.

Javier Senent.

Los héroes silenciosos de la crisis

"El colectivo no ha sido, en principio, uno de los más afectados porque estaban cubiertos por las pensiones, pero hay que reconocer su papel durante la crisis", señala el presidente. De esta manera, aunque su poder adquisitivo no menguó, es verdad que muchos mayores tuvieron que ayudar a hijos en dificultades económicas ya fuese con dinero o haciendo de "canguros" de sus nietos. "Nos constan casos de personas que estaban en una residencia y las han  sacado para atender a la familia", sostiene.

No obstante, Senent entiende que la reciente subida del salario mínimo y de las pensiones son medidas que van en la buena dirección y van a tener un efecto positivo para este segmento de la población. "Entiendo que existe un consenso amplio de que las pensiones son innegociables", apunta. Y añade: "Sin embargo, no nos tienen que preocupar tanto las pensiones sino el empleo, que se esté bien remunerado, fijo y de calidad y, a partir de ahí, no existirá ningún problema con las pensiones".  

Frente al maltrato

Por otra parte, el presidente de Cruz Roja explica que, al ejercer su organización algunas veces como "los ojos" de la administración, pueden ayudar también a prevenir o a detectar casos de maltrato. "Cuando un voluntario les acompaña se fija en si en el frigorífico tienen comida o no, en sus condiciones físicas o en si les notan tristes. No es sólo lo que te cuentan sino lo que tú ves", comenta. 

Además, este organismo tiene firmados convenios con la "Fiscalía y el Ministerio de Interior" y dan talleres y formación a todas las partes implicadas en el proceso del cuidado. 

0

No hay comentarios ¿Te animas?