Sociedad

Médicos y epidemiólogos consideran insuficientes y tardías las medidas del estado de alarma

Marta Jurado

Martes 27 de octubre de 2020

1 minuto

Llaman a considerar la grave situación que atraviesa España y aplicar medidas más restrictivas

Médicos y epidemiólogos consideran insuficientes y tardías las medidas del estado de alarma

Los mayores comparten las medidas del Gobierno pero ven exagerado seis meses de estado de alarma

 

Medidas necesarias, pero que llegan tarde. Ante el anuncio del estado de alarma por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, médicos y epidemiólogos consultados por 65Ymás coinciden en que era necesario tomar medidas urgentes ante la ola de contagios que atraviesa España después de unas semanas con alto índice de contagios y mortalidad. Sin embargo, aunque aplauden la creación de un nuevo marco normativo, consideran que las medidas propuestas, –centradas en toques de queda nocturnos y la posibilidad de decretar confinamientos perimetrales por parte de las comunidades autónomas–, pueden ser insuficientes y dependerán de cómo se apliquen en cada comunidad.

tasa de casos de coronavi (3)

Europa Press

Toque de queda insuficiente

"La situación es muy grave, con los contagios disparados y las UCIs desbordadas, las próximas semanas podrían ser dramáticas", opina Joan Caylà, portavoz de la Sociedad Española de Epidemiología (@seepidemiologia), quien espera que al menos el estado de alarma sirva para que la ciudadanía tome conciencia de la situación en la que nos encontramos. "El toque de queda está muy bien, pero es insuficiente. Lo ideal sería que fuese más restrictivo, y se fijase en las 21h, como en París, dando tiempo a que se tenga ocio", recomienda Caylà, mientras que considera que el límite actual a las 23:00 o las 24:00 en algunas comunidades, se queda corto.

"Son medidas que llegan tarde, la presión sanitaria es demasiado elevada", reivindica Ángela Hernández vicesecretaria general de la Asociación de Médicos Titulados y Superiores de Madrid (@amytsmedicos). "A mi me dan envidia países como Alemania que han tomado medidas con una incidencia de 50 casos por cada 1.000 habitantes, mientras que en España lo estamos haciendo con 500". Respecto a las limitaciones de movilidad nocturna considera que el virus no descansa de día. "No se entiende que las restricciones no se extiendan al día, los contagios no solo se producen de noche y en los botellones".  

¿Un confinamiento más estricto?

Mucho más firme se muestra el virólogo Alfredo Corell. "A veces son más útiles restricciones estrictas durante un corto periodo, que medidas más suaves sostenidas en el tiempo", sostiene Corell. "Un confinamiento más estricto que resolviese la situación en poco tiempo sería además más rentable" defiende el experto, en un intento de disolver el eterno dilema entre Salud y Economía. En cuanto a la posibilidad de cerrar territorios, Corell considera que lo ideal sería tomar medidas homogéneas. Una opinión de la que también es partidaria la doctora Ángela Hernández. "El confinamiento domiciliario se ha comprobado que es efectivo". 

Para el epidemiólogo Joan Caylà, sin embargo, optar por el confinamiento de marzo sería un gran fracaso, pero admite que estamos en un momento crítico y que si no se toman medidas podríamos acabar en esa misma situación próximamente. "El virus corre más que nosotros, por lo que habría que anticiparse en vez de ser tan reactivos, que quizás haya sido el gran error que se ha cometido durante este tiempo. Ha faltado mejorar el diagnóstico precoz y los cribados, tomar ejemplo de los lugares que lo han hecho bien como Italia o Alemania, incluso Asturias o Galicia y anticiparse", añade. 

Falta de compromisos políticos

Por su parte, el virólogo Alfredo Corell echa de menos más compromisos políticos. "Las medidas anunciadas se quedan en un llamamiento a la responsabilidad social, pero faltan compromisos que obliguen a las autoridades a reforzar la atención primaria, contratar a más rastreadores, cómo será la ventilación en los colegios en invierno o ampliar los servicios de transporte público", medidas que en su opinión ayudarían a doblegar la curva. 

La doctora Ángela Hernández recuerda que el peso de esta segunda ola está recayendo sobre la Atención Primaria sin que se hayan aumentado sus recursos en 8 meses. "Al contrario, cada vez asumen más tareas como el rastreo y debido al desbordamiento, se está dejando a un lado esta función en lugares como Madrid, donde no se están haciendo PCRs desde hace 3 semanas a los no convivientes. "Esto es dejar que la transmisión se descontrole", apostilla, recordando que no se han tomado medidas a largo plazo desde el inicio de la pandemia. 

EuropaPress 3392016 terrazas recogidas bar ubicado barrio tablas distrito hortaleza dia antes

Los 6 meses y la coordinación entre comunidades

Respecto a la intención del Gobierno de que el estado de alarma se prorrogue hasta el próximo 9 de mayo, los expertos esperan que esta herramienta sirva para reducir la incertidumbre entre los ciudadanos y la pelea política con las comunidades autónomas. "Agradeceríamos mayor coordinación entre el Ejecutivo y las administraciones locales para hacer más fácil a la población asumir la situación", señala Ángela Hernández. También vaticina que el objetivo de llegar a 25 casos por cada 100.000 habitantes en seis meses que se plantea el Gobierno es "ciencia ficción" si no se contratan más rastreadores.

"La opción de 6 meses elimina el problema de que los jueces echen para atrás las nuevas medidas que quieran tomar las comunidades", considera Joan Caylà de la Sociedad Española de Epidemiología. Y recuerda que es una fórmula que ya están aplicando otros países como Italia, que ha mantenido una serie de medidas hasta octubre que prevé se prorroguen hasta enero para facilitar las gestiones. 

Escasa protección a los mayores 

La doctora Ángela Hernández califica de "injusticia" la falta de protección a los mayores por parte de las autoridades nacionales y autonómicas durante esta ola del coronavirus, sobre los que el presidente del Gobierno no ha anunciado medidas. "No se les está protegiendo, sino que son ellos los que se están autoconfinando", opina, mientras recuerda que el mayor drama que están sufriendo es la soledad, tanto en los hogares como en las residencias.  

El epidemiólogo Joan Caylà invita a seguir de cerca las cifras de las próximas semanas ya que es previsible que el aumento de casos se traduzca en más presión hospitalaria y mortalidad. "Cuidado con las residencias, porque aunque no estamos cerca de lo que ocurrió en la primera ola, se están dando ya casos aislados en muchas de ellas", advierte. Por todo ello la facultativa aconseja a los mayores que viven en lugares con más incidencia que no salgan de casa y a sus familiares, que limiten las visitas.

Escribe tu comentario aquí 1
1
Vicente Esteban Hace 1 mes
Es evidente que los polítícos,toman decisiones fuera de tiempo. La cobardía con la que están actuando, ha dado lugar a un empeoramiento generalizado de la pandemia que nos afecta.La clase política que nos gobierna, sufre presiones por parte de los poderes económicos, pero por encima de todo está la vida de las personas. Me pregunto por qué se ha permitido el botellón, cuando está prohibido beber alcohol en la calle ? Por qué no se ha decretado la ley seca, prohibiendo la venta del mi