Sociedad

Ola de solidaridad ciudadana para evitar que una abuela se quede en la calle con sus cinco nietos

65ymás

Foto: Change.org

Jueves 8 de octubre de 2020

1 minuto

​Más de 56.000 personas apoyan a Espi, de 53 años

Ola de solidaridad ciudadana para evitar que una abuela se quede en la calle con sus cinco nietos

Más de 56.000 personas han firmado una petición online para que el Ayuntamiento de València proporcione un alquiler social a una familia del barrio de Nazaret con dos niños enfermos. Decenas de ellas también han contribuido con una aportación económica.

La campaña está iniciada por José, uno de los hijos de Espi, la mujer de 53 años que podría quedarse en la calle junto a su hija y sus cinco nietos tras ser desalojados del piso en el que vivían hasta finales de septiembre, explica la plataforma Change.org en un comunicado donde destaca esta "ola de solidaridad".

"Toda su vida, mi madre ha hecho todo lo posible por que tuviéramos una infancia feliz y comida en la mesa, trabajando de cocinera, cuidando a ancianos* pero una lumbalgia hizo que se tuviera que pedir la baja y la despidieran. Vive con mi hermana María y cada día las dos se desviven para que Manuel (12 años), José (11), Damián (5), Diego (4) y Azahara (2) vayan al cole y puedan comer, pero ahora podrían acabar en la calle", relata José en su petición.

Además de las dificultades económicas, están en situación de vulnerabilidad: Damián tiene un retraso psicomotor y Azahara, la pequeña de la casa que está empezando a andar, tiene microcefalia.

A la familia se le han ido "agotando" las posibles soluciones, ya que solicitó el nuevo ingreso mínimo vital del Gobierno pero les fue denegado. Por el momento, la solución que les dieron los servicios sociales municipales fue pagarles el alojamiento en una pensión durante unos días.

Sin embargo, ese alojamiento terminará pronto, lo que llevó a José a iniciar el 'crowdfunding' online para pagar el coste de la pensión durante algunos días más, mientras esperan una solución definitiva.

"No estamos pidiendo que nos regalen nada", recalca el impulsor de la petición: "Mi familia va a tener que seguir luchando cada día porque la vida no se lo ha puesto fácil, pero pido que al menos lo puedan hacer con la dignidad que todo ser humano se merece y en unas condiciones de mínimo bienestar para los pequeños. Ahora mismo, en la pensión en la que están, no tienen cocina y llevan varios días comiendo pan fiambre. Tampoco tienen un sitio para lavar la ropa".

0

No hay comentarios ¿Te animas?