Sociedad

Mayores que bailan en Tailandia o pasean por Sevilla sin moverse de la residencia

María Bonillo

Foto: Residencia DomusVi

Viernes 25 de febrero de 2022

3 minutos

La realidad virtual, una forma de activar recuerdos y vivir nuevas experiencias

Mayores que bailan en Tailandia o pasean por Sevilla sin moverse de la residencia
María Bonillo

Foto: Residencia DomusVi

Viernes 25 de febrero de 2022

3 minutos

La realidad virtual ha llegado para quedarse. No es la primera vez que las nuevas tecnologías demuestran los beneficios que aportan a las personas mayores, como en el uso terapéutico. En concreto, la realidad virtual permite mejorar la atención, la memoria y el estado de ánimo. Incluso permite a la persona revivir grandes experiencias, o probar algunas nuevas.

Esto es posible gracias al proyecto piloto que puso en marcha la Residencia DomusVi (@DomusVi_Es) en la localidad de Ribeira, en A Coruña, antes de la pandemia, con el que se activaba la reminiscencia y la estimulación cognitiva en las personas mayores mediante el uso de gafas 3D con sonido envolvente, incorporando así la realidad virtual a sus terapias. 

Al principio puede resultar extraño ponerse esas curiosas gafas que te sumergen en otra dimensión, sin embargo, se ha demostrado que la visualización de vídeos en tres dimensiones mejora la memoria a corto plazo, activa recuerdos del pasado y permite vivir nuevas experiencias.

Así, con el uso de estas gafas 3D, estas personas experimentan una mejoría a nivel cognitivo en el plano de la memoria y de la concentración. La persona, además, se encuentra más relajada durante estas sesiones de terapia, lo cual incide en su estado de ánimo y en su bienestar emocional, ya que gracias a estos vídeos virtuales se sienten seguros en el espacio creado que les permite observar imágenes de su pasado, cuidar de una afectuosa mascota virtual, ponerse en las manos de un reputado chef o viajar alrededor del mundo conociendo nuevos lugares sin moverse del sillón y con entornos virtuales que le ayudan a orientarse. 

Este tipo de terapia también puede realizarse en sesiones múltiples, de forma que los grupos de usuarios participan cada uno con sus gafas 3D, mientras que los vídeos se sincronizan o se proyectan en una pantalla externa. Esta opción favorece a su vez la socialización al compartir lo vivido con otras personas. 

Gran acogida 

Este proyecto piloto se desarrolló en 30 centros DomusVi de toda España y de todas las divisiones de servicios que ofrece la compañía: residencias, centros de día, centros para personas con discapacidad y centros de atención a la salud mental, donde se ha tenido una gran acogida. Los usuarios mostraron su satisfacción y entusiasmo, deseosos de repetir e incluso proponiendo temáticas nuevas para los vídeos. 

El material audiovisual utilizado ha sido diseñado por un equipo de neuropsicólogos, y se iba adaptando a las necesidades de los usuarios. Con esta terapia lo que se pretendía conseguir es la estimulación cognitiva para trabajar la atención y la memoria, la estimulación de la atención sostenida y provocar, sobre todo en personas con deterioro cognitivo moderado o grave, una respuesta verbal, no verbal y emocional.

El objetivo último de este proyecto es crear una guía para poder realizar este tipo de terapias con realidad virtual en cualquier residencia, centro de día o centros para personas con discapacidad o problemas de salud mental, así como con cualquier perfil de usuario. 

Sobre el autor:

María Bonillo

María Bonillo, periodista.

… saber más sobre el autor