Sociedad

Historias, leyendas y curiosidades de Notre Dame

Antonio Castillejo

Miércoles 17 de abril de 2019

4 minutos

Tras el incendio del icono de la historia y cultura universales, repasamos algunas de sus anécdotas

Catedral de Notre Dame

Más o menos a las siete de la tarde del 15 de abril de 2019, comenzaba a verse envuelta en llamas la obra maestra de la arquitectura religiosa gótica que es el referente de siglos y siglos de historia, no solo de Francia, sino también de Europa y de la cultura universal. Una cadena humana logró salvar docenas de obras de arte de las llamas del incendio, aunque no se puede cuantificar todo lo perdido. Poco después de que los bomberos dieran por extinguido el fuego de la catedral, cuya estructura se mantiene en pie, ya han empezado a recibirse donativos y ayudas, como los 300 millones de euros entregados por la familia Pinault y el grupo Louis Vuitton para su reconstrucción que, estiman los técnicos, no tardará menos de diez años en coneguirse. Repasemos algunas de las historias, leyendas y curiosidades de este lugar trascendental.

Notre Dame

La construcción de Notre Dame de París se inició en el año 528 por orden del rey franco Childeberto I y se convirtió en la catedral de París.

​En 1160 el obispo de París, Maurice de Sully, no la consideró digna de ser la catedral de la capital francesa y decidió su demolición para que comenzara a edificarse nuevamente el año 1163 bajo el reinado de Luis VII, también concido como Luis el Joven.

Planos Notre Dame

La Catedral atesoraba tres veneradas reliquias de Cristo: la Corona de Espinas, un fragmento de la Cruz y un clavo utilizado durante la Pasión.

Una de las muchas leyendas sobre Notre Dame es la de la Puerta del Diablo, que cuenta cómo un joven cerrajero, Biscornet, al que se encargó trabajar en la puerta lateral o de Santa Ana se sintió abrumado por el trabajo encomendado y pidió ayuda al diablo ofreciéndole su alma a cambio de un trabajo tan perfecto que le ascendiera a maestro cerrajero. Un trabajo que al día siguiente, y de manera primorosa, ya estaba realizado y le valió a Biscornet la distinción de ‘Maestro’. En cualquier caso, se apreciaba en su trabajo la cabeza de un diablo y la obra del cerrajero fue sustituida, pero hay quien mantiene que su alma sigue recorriendo la catedral.

Puerta de Santa Ana

La catedral también fue testigo de la coronación, en el año 1429, de Enrique VI de Inglaterra, único hijo de Enrique V y de Catalina de Valois y uno de los principales protagonistas de la Guerra de las Dos Rosas, que moriría asesinado en la siniestra Torre de Londres en 1471, al mismo tiempo que a vez que su hijo era ahorcado por los partidarios de la casa de York con la consiguiente extinción de la casa de Lancaster.

En 1793 soportó un duro asedio durante la Revolución Francesa como resultado del cual fueron destruidos o robados buena parte de sus tesoros y esculturas.

Revolución francesa

 

Uno de sus conjuntos escultóricos más importantes es la Galería de los Reyes de Judea e Israel que representa a los 28 reyes de Judá. En el centro puede apreciarse a un rey pisando a un león, el famoso 'león de Judá', símbolo de la Tribu de Judá, ancestros del rey David, según el Génesis en la Biblia. El conjunto fue derribado tras la Revolución Francesa a causa de la falsa creencia de que representaba a los reyes de Francia y se decapitó a todos pudiéndose admirar hoy sus cabezas, encontradas en 1977 en los sótanos de un banco de París, en el Museo de la Edad Media.

El 2 de diciembre de 1804, en su altar mayor fue coronado como emperador Napoleón Bonaparte. En realidad fue una autocoronación puesto que fue el mismo Bonaparte el que se colocó la corona tras tomarla de manos del Papa Pío VII. Posteriormente fue el propio Napoleón el que coronó a su mujer Josefina de Beauharnais.

Coronación de Napoleón

En 1909 fue beatificada en la catedral de Notre Dame Juana de Arco, heroina y personaje fundamental en la Guerra de los Cien Años como símbolo de la unidad de la nación francesa, que terminó sus días quemada viva en la hoguera el 30 de mayo de 1431, en la plaza del Mercado Viejo de Ruán.

Uno de sus elementos arquitectónicos más característicos y destacados son sus gárgolas para evacuar el agua de los tejados. Sin embargo, estas gárgolas que adornan la catedral dieron lugar a la leyenda que afirma que el día en que Juana de Arco fue quemada en la hoguera, las gárgolas cobraron vida y durante la noche, con intención de vengar su muerte y arrasar la ciudad, desplegaron sus alas y sobrevolaron París aterrorizando a sus habitantes. Al amanecer cientos de cadáveres de la muchedumbre que presenció la ejecución de la heroína abarrotaron las calles de la ciudad.

Gárgolas

El histórico edificio albergó la celebración de fiestas populares como la Fiesta del Asno en la que cada 26 de diciembre se elegía a un parisino para que ejerciera de ‘obispillo’ y vestido de obispo y a lomos de un asno recorría el interior de Notre Dame en medio de un pasillo de fieles que, disfrazados, bailaban y cantaban antes de atiborrarse en una gran comilona.

Todo el mundo conoce a Quasimodo, el famoso personaje creado por Víctor Hugo, pero ¿existió en realidad o fue simplemente un producto de la imaginación del escritor? Tal y como Víctor Hugo lo describió, el Jorobado de Notre Dame, no existió. Pero en 1820, durante una de las remodelaciones de la catedral, uno de los escultores que trabajaban en ella era jorobado y sirvió al escritor de inspiración para crear el protagonista de su famosa novela.

Quasimodo

Durante el movimiento insurreccional de la Comuna de París, el año 1871, las masas intentaron incendiar la catedral. Se quemaron sillas y bancos en su interior pero afortunadamente el incendio pudo ser sofocado.

Allí se celebró la Misa de Requiem del que fuese héroe nacional y presidente de la república francesa, el general Charles de Gaulle, en noviembre de 1970.

Charles De Gaulle

En la plaza donde se encuentra la catedral de Notre Dame hay un medallón a modoo de Rosa de los Vientos que anuncia el punto cero de las distancias entre las distintas partes de Francia y el centro de la ciudad de París.

La Catedral también es un santuario mariano con rango de basílica, celebraba cinco misas diarias y siete los domingos. Si unimos a esto las fiestas y otras celebraciones excepcionales, en total son más de dos mil misas al año.

Punto cero

 

1
Jose Hace 1 año
Gracias por la info,de gran interés y amena de leer. Tuve el placer de visitar la Catedral de Notre Dame por un par de semanas,por desgracia ya sólo queda apañarnos con su bello recuerdo y es que sin duda,fue el monumento que más atrajo mi atención en la ciudad. Gran parte de lo que comentas nos lo contaron los chicos de White Umbrella Tours durante una excursión muy interesante,la adjunto por si es de interés: https://whiteumbrellatours.com/es/paris-tours/tours/free-tour/ Gracias po